El Consejo de Administración de Carrefour apoya la fusión con CBD

0
7

EFE.- La fusión crearía un gigante de la distribución en Brasil, tercer mercado mundial en consumo alimentario, ya que CBD es la razón social del Grupo Pao Açucar, líder del sector en el país latinoamericano.

El volumen de facturación estimado de esta sinergia ronda los 30.000 millones de euros para el ejercicio de 2011, indicó la empresa gala.

El Consejo aceptó la propuesta, hecha a través de la sociedad Gama, ya que consideró que la operación esta en línea con la estrategia de la empresa de reforzar su posición en los mercados emergentes.

Carrefour prevé para 2013 que más del 40 por ciento de sus ventas consolidadas se harán en estos mercados.

Gama es una sociedad que pertenece a BTG Pactual, uno de los principales grupos financieros brasileños.

CBD, que pertenece al Grupo Pao Açucar, es líder del mercado brasileño, con un 17,9 por ciento del total de vendas minoristas y una facturación de 36.100 millones de reales (unos 15.835 millones de euros) en 2010.

La compañía posee 1.647 establecimientos, que incluyen la red de hipermercados Extra, además de los supermercados Pao de Açúcar y las cadenas de tiendas de electrodomésticos y muebles Ponto Frio y Casas Bahía.

La operación debe ser aprobada por el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), organismo antimonopolio de Brasil.

Carrefour, por su parte, es dueña de cerca de 500 supermercados e hipermercados en todo el territorio brasileño, incluyendo las redes populares Atacadao y Día.

La operación ha dado lugar a una controversia en Brasil que ha incluido la decisión del presidente del consejo de administración del Grupo Pao de Açúcar, Abílio Diniz, de contratar al jurista y exministro de Justicia Márcio Thomaz Bastos para defender sus intereses en la posible fusión de la firma con Carrefour.

La contratación de Bastos, quien fue ministro de Justicia en el primer mandato del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, sigue a la del también extitular de esa cartera José Carlos Dias, por parte de Casino.

Casino asegura que las negociaciones entre la familia Diniz y su rival Carrefour vulneran el pacto de accionistas suscrito en 2005 y que, según su interpretación, conducirá en 2012 a la toma de control del gigante brasileño.