El Consejo de Caza extremeño estudia introducir conejos de provincias limítrofes

0
11

     A partir de ahora se abre un período de una semana para presentar alegaciones a estas propuestas.

    La nueva orden de vedas -que regula toda la actividad cinegética para la próxima temporada- pretende establecer una estructura más clara, dada su complejidad, al tener multitud de especies, períodos y días hábiles.

    En relación a los conejos, establece una antelación de 10 días anteriores al primer día elegido de este período para la caza de conejos en verano y, respecto a la codorniz, en media veda, la orden aclara que es al salto y con una limitación de un perro por cazador.

    También se limita en media veda a 15 ejemplares de paloma torcaz por cazador y día; sin limitaciones para el resto de especies de palomas y, además, se adelanta la apertura de caza al 1 de noviembre, señalando que las sueltas para su inmediato abatimiento solo podrán ser con la paloma bravía.

    Por otro lado, en relación a la cetrería, la orden fija que se pueden cazar todos los días de la semana hasta el 6 de enero.

    A partir del 7 de enero hasta el 19 de ese mes, se podrá cazar a diario solo liebres; y desde el 7 de enero al 28 de febrero, las actividades se limitan a la caza de palomas, estorninos, urracas y grajillas.

    Además, la nueva normativa prohíbe la alimentación suplementaria a especies de caza mayor en cotos que no tengan planificación sobre las mismas y tampoco está permitido que en las cacerías de zorros, los batidores porten armas.

    La valoración de las hembras de determinadas especies de caza mayor, y el adelanto al 16 de febrero del cierre del período de cacerías de zorros, para que coincida con el cierre de las actividades de caza mayor, son otras novedades importantes de la orden de vedas para la próxima temporada.

    Por otro lado, el Consejo Extremeño de Caza ha analizado la resolución de la Dirección General de Medio Ambiente relativa al control de poblaciones por motivos de sanidad animal en determinados municipios de Extremadura.

    A falta del informe definitivo de la Universidad de Extremadura, sobre medidas a aplicar en zonas de especial incidencia de tuberculosis y estudio de la interacción de la fauna silvestre cinegética y doméstica, la intención es seguir con las mismas pautas en la alimentación suplementaria a las especies cinegéticas.

   Se continuará con el control de sus poblaciones a través de las capturas aprobada en los planes técnicos de caza de los cotos, aumentando estas, dependiendo de las densidades y de los niveles de prevalencia, según las distintas zonas.