El Consejo de Gobierno aprueba la Estrategia de Gestión Integrada de la Biodiversidad

0
4

JUNTA DE ANDALUCIA.-El Consejo de Gobierno ha aprobado la Estrategia Andaluza de Gestión Integrada de la Biodiversidad, documento que recoge las medidas previstas por la Junta en los próximos ocho años para frenar la pérdida de especies de flora y fauna y garantizar el adecuado funcionamiento de los ecosistemas en la comunidad autónoma. Junto con estos objetivos, la Estrategia también impulsará el valor social y económico de la diversidad ecológica en una región que concentra más del 60% de las especies animales y botánicas del territorio español.

Entre otras novedades, el documento incorpora un sistema general de Planes de Recuperación y Gestión de Especies Amenazadas, que permitirá ampliar y reforzar una actuación hasta ahora circunscrita a programas concretos como los aprobados a principios de este año para el lince ibérico, el águila imperial y el pinsapo.

En línea con esta actuación de conjunto, también se elaborarán el Proyecto de Valoración Social y Económica de la Biodiversidad, que promoverá el papel de la riqueza ecológica andaluza como capital natural en la generación de bienes y servicios, y el Plan Andaluz de Mejora de la Conectividad Ecológica, destinado a extender a todos los espacios naturales experiencias como las realizadas en Doñana o Sierra Morena para mitigar la fragmentación del paisaje mediante la creación de pasillos naturales.

Otras iniciativas destacadas son la elaboración del Inventario Andaluz de la Biodiversidad, que sistematizará toda la información sobre esta materia, y la creación de la Red Andaluza de Observatorios de Cambio Global, que implantará en distintos espacios naturales centros como los que actualmente funcionan en Doñana y Sierra Nevada para estudiar el impacto de las anomalías climáticas sobre los ecosistemas.

La Estrategia se completa con un último bloque de medidas destinado a consolidará las desarrolladas con éxito durante los últimos años en el ámbito de la biodiversidad. Estos son los casos, entre otros, del Plan Andaluz de Control de Especies Exóticas Invasoras, que dará continuidad a los trabajos iniciados que se llevan a cabo en esta línea desde 2004; la Red de Centros de Recuperación y Reintroducción de Especies Amenazadas (CREAS); el Programa de Gestión Sostenible del Medio Marino y Litoral; la Red de Jardines Botánicos; el Laboratorio de Propagación Vegetal, y el Programa Andaluz de Control y Vigilancia Epidemiológica.

Asimismo, se reforzarán las iniciativas de protección de la diversidad ecológica incluidas en la planificación forestal, cinegética e hidrológica, y se impulsarán otras relacionadas con el fomento de sistemas sostenibles de explotación de los recursos naturales, especialmente las recogidas en la Ley de la Dehesa.

Todas estas medidas, distribuidas en 38 líneas estratégicas, incorporan tanto objetivos de conservación y de eliminación de amenazas como criterios de adaptación al desarrollo sostenible y gestión corresponsable, con participación social e implicación de la ciudadanía en la conservación de los recursos vivos y de los ecosistemas.

Biodiversidad andaluza

Andalucía ofrece actualmente unos índices de biodiversidad que se sitúan entre los más elevados de Europa, tanto en hábitats y especies como en número de animales y plantas exclusivas.

Medio millar de especies vegetales, 70 de ellas en peligro de extinción, encuentran hoy últimos refugios del planeta en el territorio andaluz. Tan sólo el macizo de Sierra Nevada alberga alrededor de 80 endemismos botánicos. En términos globales, la flora silvestre andaluza concentra 4.000 de los 7.000 taxones presentes en España, lo supone que el 60% de total.

La comunidad autónoma acoge también también 400 de las 630 especies de vertebrados existentes en España, así como las poblaciones mejor conservadas –y en algunos casos las últimas– de animales tan representativos de la fauna mediterránea como el lince ibérico, el águila imperial ibérica, el fartet, el buitre negro, la espátula, el flamenco rosa o el camaleón. 184 especies de aves nidifican en la región y 48 más invernan en ella o la atraviesan en sus migraciones.