El Consejo Regulador de Rioja inicia la calificación de la cosecha de 2013

0
29

    La previsión para esta nueva añada es recoger unas 4.000 muestras representativas de partidas no superiores a cien mil litros de las distintas bodegas elaboradoras en Rioja.

    Cada muestra será analizada en el laboratorio de una de las tres estaciones enológicas de la DOCa Rioja -Haro, en La Rioja; Laguardia, en Álava; y Olite, en Navarra.

    También será valorada por un comité de cata integrado por tres catadores, que forman parte del panel de cata externo con que cuenta el Consejo Regulador de la DOCa y al que pertenecen más de un centenar de expertos.

    Rodrigo ha recalcado que las muestras tienen que superar ambos procesos -analítico en estos laboratorios, y el organolóptico, de cata, para que el vino obtenga el marchamo de Rioja.

El año pasado se logró una calificación de "muy buena"


    Ha asegurado, además, que el procedimiento para la valoración organoléptica está debidamente reglado, con lo que se garantiza la confidencialidad y el anonimato de las muestras catadas.

    El pasado año, se sometieron 3.800 muestras y se calificaron 244.74 millones de litros amparados, que obtuvieron la calificación oficial de "muy buena".

    Rodrigo ha detallado también que la superior categoría de ‘calificada’ que ostenta la DOCa Rioja exige la calificación de todos los vinos elaborados, depósito a depósito.

    Ello proporciona una "excelente base técnica" para la evaluación global de la añada realizada por el Pleno del Consejo Regulador mediante un procedimiento estadístico establecido a tal fin con total objetividad, ha precisado.

    También ha indicado que los requisitos para superar el examen de calificación se han elevado en los últimos años, al incorporarse parámetros de calidad más exigentes, con el objetivo de que Rioja siga manteniéndose en los mercados como referente de los vinos de calidad.

El primer balance de la cosecha es "optimista"


    Rodrigo ha asegurado que la previsión inicial, una vez finalizada la vendimia de 2013, que ha sido la más tardía del siglo, es obtener una cosecha de "calidad".

    Ha destacado el primer balance de la recién finalizada vendimia es "optimista" respecto a la calidad de los 255 millones de litros obtenidos de la elaboración de unas uvas, debido a la "gran profesionalidad" de los viticultores, quienes"conocen muy bien sus viñedos" y han realizado una vendimia selectiva.

    "Estamos ante una buena cosecha de Rioja, que dará las expectativas de calidad que todos esperamos", ha insistido l director del Órgano de Control.

    Ha recordado que la superficie total de viñedo productivo en la Denominación para esta cosecha 2013 ha sido de 61.835 hectáreas, de las que 58.021 son de variedades tintas y de las que se ha obtenido una producción de 342,4 millones de Kilos; y 3.814 hectáreas son de blancas, cuya producción ha sido de 25,8 millones.

    La producción total finalmente amparada alcanza los 362,69 millones de Kilos, ya que 5,53 han sido descalificados por excesos de rendimiento.