El Consell autoriza de forma extraordinaria el control de patos en l’Albufera

0
1

EFE.- Así lo ha asegurado en un comunicado la directora general de Gestión del Medio Natural, María Ángeles Centeno, quien ha indicado que el objetivo es "evitar daños que esta especie puede provocar en la siembra del arroz, dando así una respuesta a diversas entidades agrarias de la zona".

Centeno ha precisado que hay que tener en cuenta "una serie de condicionantes" y "tal y como se recoge en la resolución, los controles con armas se realizarán de forma muy restringida en aquellas parcelas o tancats del término municipal de Sueca que sea necesario en función del histórico de daños".

Para poder efectuar este control, previamente, el Parque Natural de la Albufera expedirá una serie de permisos nominales a aquellas personas designadas por los solicitantes, hasta un máximo de cuatro, y que cuenten con la licencia de caza, permiso de armas y seguro obligatorio del cazador vigentes.

En estos permisos, se detallará los tancats asignados, así como las fechas y horario de control, según la directora general, quien ha destacado que se podrá realizar el control dos horas al amanecer y dos horas al atardecer durante 18 días desde que se concede el permiso, o desde campo inundado y únicamente hasta el 5 de junio.

La Conselleria ha establecido, asimismo, que el control para un mismo tancat, se podrá realizar de manera consecutiva los dos primeros días, pero a partir de entonces, entre dos días de control se descansará al menos uno.

Igualmente, la resolución de la Conselleria recoge que únicamente se cazará un pato por puesto y persona, salvo dos patos el primer día de control de un tancat.

Los lugares donde podrán llevarse a cabo esta actividad cinegética de manera excepcional serán aquellos tancats o unidades de riegos de una serie de acotados, con inundación anticipada respecto al resto de tancats en el término municipal de Sueca, o daños apreciados por el Parque Natural en anteriores temporadas.

"Antes de conceder la autorización, se demostrará que esa unidad de riego cuenta con disparadores ahuyentadores (disparadores automáticos de gas)", ha destacado Centeno.

Por último, las personas encargadas del control notificarán el resultado de las capturas y las pondrán a disposición del Parque Natural o titulares de los acotados o entidades que designen.

"Estas medidas -ha concluido la directora general- se unen a otras autorizaciones extendidas a agricultores por el Parque Natural para el empleo de material pirotécnico con el objetivo de espantar a los ejemplares de patos que puedan dañar su parcela".