El consumo de aceite de oliva virgen per cápita aumenta un 30,1% en siete años

0
20

   En cuanto a la situación actual del sector, la directora general ha recordado que "mientras el sector productor está muy atomizado, con poca capacidad de gestión y de negociación, la distribución está cada vez más concentrada, por lo que se debe incentivar y apoyar los procesos de integración horizontal, liderado por las cooperativas, para concentrar la oferta en origen, para que los productores y las cooperativas tengan más fuerza para negociar precios y condiciones".

    "Teniendo en cuenta la importancia del cultivo del olivar en Andalucía y en España y el carácter social del mismo, que aporta importantes beneficios a las zonas rurales, debemos seguir fomentando la estrategia de comercialización basada en la calidad del aceite de oliva, garantizando unos niveles adecuados de precios, y todo ello acompañado de campañas de información que permitan al consumidor valorar el producto desde el punto de vista organoléptico y nutricional", ha señalado.

    Además, ha recordado que "en Andalucía contamos con una importante herramienta estratégica, el Instituto Europeo de Alimentación Mediterránea (Ieamed), cuyo principal objetivo es promocionar los valores de la alimentación mediterránea".