El consumo de carne sube un 3,3% y el de huevos un 9,7% en septiembre

0
12

    En el último año móvil -entre octubre de 2012 y septiembre de 2013-, el consumo de carne en los hogares aumentó ligeramente (+0,5%), hasta los 2.451,7 millones de kilos y el gastó también repuntó un 0,4 , alcanzando los 15.449,7 millones de euros.

    Por sectores, en la evolución del año móvil, el consumo de carne fresca subió un 0,2%; el de las transformadas (+2,4%) frente a la congelada, que cae un 4,7%.

    La carne de cerdo y pollo son las únicas que incrementan su consumo +0,8 y +0,3%, respectivamente, mientras que la carne de ovino/caprino anota una caída del consumo del 4,4% y la de vacuno un -3,6% en el año móvil.

    En el año móvil de consumo de huevo, las familias consumieron 393,6 millones de ilos (+3,9%), con un gasto de 903,4 millones de euros (+10,1%).

    El Panel detalla que, en general, el consumo en los hogares españoles subió un 3,7% en septiembre respecto al mismo mes de 2012, mientras que el gasto aumentó un 5,5%.

También subió el consumo de leche y derivados


     Respecto a la
leche y derivados lácteos en los hogares españoles subió un 4,5% en septiembre respecto al mismo mes de 2012, hasta los 430,2 millones de litros/kilos y el gasto se incrementó un 5%, alcanzando los 704,4 millones de euros.

     En el último año móvil -entre octubre de 2012 y septiembre de 2013-, el consumo de este tipo de productos aumentó un 0,8%, hasta los 5.256,1 millones de litros/kilos pero el gastó descendió un 0,4%, alcanzando los 8.508,9 millones de euros.

    Por tipo de producto, en la evolución del año móvil, el consumo de leche subió un 1%, hasta los 3.440,5 millones de litros, y un gasto que sube el 1,2%, alcanzando los 2.384,9 millones de euros.

     El consumo de leche pasteurizada y cruda baja un 4,7 y un 5,1%, respectivamente, en el año móvil, mientras que la esterilizada anota una subida de consumo del 1,2%.

    En derivados lácteos, su consumo sube un 0,5% en el año móvil (1.783,2 millones de kilos) y, sin embargo, el gasto baja un 1,1%, hasta los 5.868,3 millones de euros. El consumo de bífidus y leche fermentada desciende un 4,4 %; un -0,6% lo hacen los yogures mientras que el queso y el resto de derivados suben un 1,9 y un 2,4%, respectivamente.