El consumo de pescado en los hogares cae un 1,4% y el de congelado un 3,8%

0
16

En valor, cayó el consumo de pescados congelados (-3,8 %), hasta situarse en 927,5 millones de euros, al igual que el de mariscos (-2,7 %), hasta sumar 2.550,6 millones.

Por el contrario, el gasto en conservas pesqueras repuntó hasta llegar a 1.730,7 millones (un aumento del 6,1 %), mientras que el de pescados frescos cayó ligeramente, un 0,6 %, hasta los 3.707,4 millones.

En volumen, el consumo de productos pesqueros bajó en el último año móvil un 1,4 %, hasta llegar a 1,21 millones de toneladas.

Por grupos de productos, bajó la adquisición de pescados congelados (-3,8 %) hasta alcanzar 146.803 toneladas; la de mariscos (-2,2 %) hasta sumar 337.182 toneladas, y de pescados frescos (-1,1 %), con un total de 539.408 toneladas.

Por el contrario, la adquisición de conservas por los hogares españoles también repuntó en volumen (1,4 %), hasta alcanzar las 192.039 toneladas.

Consumo de Carne

El consumo de carne ha crecido un 1,4 % en el último año móvil, de octubre de 2011 a septiembre de 2012, y el de derivados lácteos aumentó 3 % en el mismo periodo, según los datos del Panel de consumo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

Los hogares españoles consumieron en el citado periodo 2,43 millones de toneladas de carne, que costaron 15.380 millones de euros, una cifra que supone un 0,7 % menos respecto al mismo periodo anterior.

La mayor parte de esta carne se consumió en fresco, 1,78 millones de toneladas, una cantidad que supone una media de 38,68 kilos por habitante.

No obstante, durante los últimos doce meses se ha elevado en un 5,1 % el de carne congelada, que según los datos del panel ha sido de 82.810 toneladas en el último año móvil, 1,79 kilos por habitante.

La carne de pollo ha sido la más consumida (679.658 toneladas), seguida por la de cerdo (494.892 toneladas) y la de vacuno (295.971 toneladas).

Por lo que se refiere al consumo de carne transformada, los españoles han adquirido 568.507 toneladas (+1,8 %), por valor de 4.674 millones de euros (-0,5 %).

Por otra parte, durante el periodo analizado se han comprado 3,4 millones de toneladas de leche, una cifra que supone un descenso del 1 % con respecto al periodo anterior y una media de 73,70 litros por habitante.

Los hogares españoles han gastado en leche 2.355 millones de euros, un 1,6 % menos que en el mismo periodo anterior.

El consumo de leche cruda, con un total de 43.762 toneladas, se ha incrementado un 5,3 %, mientras que el de esterilizada (3.271.902 toneladas) ha experimentado un descenso del 0,9 % en el periodo analizado.

Se han consumido 1,77 millones de toneladas de productos derivados lácteos por valor de 5.933 millones de euros, por lo que el consumo ha aumentado un 3 % y el gasto un 2,4 %.

La cifra de yogures ha subido un 1,2 %, hasta las 457.836 toneladas, mientras que la de bífidus y la leche fermentada ha caído un 0,6 %, hasta las 274.602 toneladas.

Los españoles han consumido 366.248 toneladas de queso en el periodo computado, una cantidad un 0,2 % superior a la del mismo periodo anterior, y que ha supuesto un gasto de 2.598 millones de euros y una media de 7,92 kilos de queso por habitante.