El consumo moderado de cerveza es apto para hipertensos, según un estudio

0
21

   Ha detallado que la cerveza tiene una baja concentración de sodio, por lo que es compatible con las dietas que se aconseja que sigan los pacientes con hipertensión arterial.

    Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) difundidos por la Sociedad Española de Hipertensión, aproximadamente un 17% de la población adulta de la Comunitat Valenciana padece hipertensión arterial.

    Este trastorno se asocia con un "importante" factor de riesgo cardiovascular, sumado al hecho de que "muchos pacientes no acuden a las consultas para conocer su presión arterial", según el doctor García Donaire.

    El estudio realizado por este médico y avalado por la Liga Española para la lucha contra la hipertensión arterial concluye que "el riesgo cardiovascular es más elevado en aquellos pacientes hipertensos abstemios que en los que presentan un consumo moderado de cerveza".

    Del mismo modo, un consumo excesivo de esta misma bebida elevaría el riesgo cardiovascular en enfermos de hipertensión y podría atenuar los efectos de los fármacos que se les recetan contra esta enfermedad.

    Entre los beneficios para la salud que puede aportar el consumo moderado de cerveza, el médico ha destacado su "elevado porcentaje de agua, en torno a un 92%", que contribuye a "la hidratación del paciente".

No produce efectos de deshidratación


     También ha indicado que el volumen de alcohol presente en la cerveza es "tan bajo que, con un consumo responsable y acompañado de las comidas, no produce un efecto de deshidratación".

    Por otra parte, la cerveza "posee un alto nivel de potasio", un mineral que se encuentra incluido en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la reducción del riesgo cardiovascular.

    El doctor García Donaire ha asegurado que "el contenido de dos botellines de cerveza supone el 12 % de las necesidades diarias recomendadas de ácido fólico en personas adultas".

    Asimismo, esta bebida aporta "minerales, como el magnesio", además de ser "rica en antioxidantes", que se relacionan con la "prevención de factores de riesgo en enfermedades crónicas".

    La cerveza sin alcohol es también, según este especialista, "perfectamente recomendable" en casos de hipertensión, dado que "mantiene los componentes de la cerveza tradicional, pero sin los perjuicios que comporta un consumo excesivo de alcohol".

    El médico ha aclarado que "no se trata de recomendar el inicio del hábito de consumo de cerveza en pacientes con hipertensión", sino de "proporcionar unas pautas de consumo moderado".

    Ha destacado que "la cerveza tiene en España una pauta de consumo muy social", por lo que se pretende "no prohibir la cerveza al paciente hipertenso que ya tiene la costumbre de beberla, pero sí fijar unos límites".

    Para resolver posibles dudas que puedan surgir a médicos y pacientes en las unidades hospitalarias de hipertensión, García Donaire ha elaborado una guía para el consumo moderado de cerveza en estos pacientes, que será distribuida en diversos centros de salud de toda España.