El convenio de electrificación rural cántabro prevé invertir 1,1 millones en 2013

0
12

    Las obras deberán estar finalizadas antes del 1 de diciembre de 2013, y se ejecutarán en dos zonas: el barrio de Santibáñez, en Cabezón de la Sal, y Pujayo, en Bárcena de Pie de Concha. En esos dos puntos se soterrarán líneas de baja tensión y, además, en Santibáñez se construirá una caseta de centro de transformación.

    El presidente regional ha destacado que este convenio "abunda en la mejora de la calidad de vida" en Cantabria, mediante la mejora de la prestación del servicio eléctrico en los domicilios y las empresas de zonas rurales.

    Ignacio Diego ha destacado la importancia que tiene para el Gobierno el medio rural, que en Cantabria "está muy vivo" y que el Ejecutivo quiere potenciar.

    El jefe del Gobierno ha llamado la atención en que, desde el segundo trimestre de 2011 hasta ahora, en Cantabria se han creado 2.200 puestos de trabajo en el sector primario. Manuel Sánchez ha recalcado que este acuerdo es "un ejemplo de colaboración público privada" y del mantenimiento de la inversión en zonas rurales.

    El representante de E.on ha incidido en la "gran conexión" que existe entre esta empresa y Cantabria y ha manifestado la voluntad de mantener los acuerdos con el Ejecutivo regional.

    Esta idea la ha secundado el presidente, que ha abogado por "estrechar" esa relación y "unir capacidades" para que los cántabros reciban "mejores servicios".

Una mejora integral del medio rural


    El Plan de Electrificación Rural está dirigido a la mejora integral del servicio en el medio rural mediante la ejecución de diversas obras.Fundamentalmente, la inversión se dirige a la continuidad de suministro, disminuyendo los tiempos de interrupción del servicio por averías, y a la reposición de líneas antiguas por otras con mayor capacidad de transporte, adaptadas a las exigencias de la nueva normativa.

    También se prevé obras de infraestructura para instalaciones eléctricas con tensiones superiores a 20 KV, y actuaciones de mejora del impacto visual y estético de las líneas y otros elementos eléctricos, especialmente en núcleos singulares considerados patrimonio artístico, histórico o cultural de la región.

    Para determinar los núcleos objeto de intervención, la Consejería de Desarrollo Rural dispone de un Plan Estratégico en el que, tras los estudios pertinentes, se priorizan las actuaciones.

    Este nuevo convenio supone la continuación de la colaboración entre el Gobierno de Cantabria y E.on, que se desarrolla ininterrumpidamente desde el año 1982.

    En los últimos cinco años, E.on ha invertido 2,6 millones de euros en la mejora de la calidad de suministro en zonas rurales de la región.