El COPA exige a la CE que frene la importación incontrolada de arroz camboyano

0
55

    Conscientes de la gravedad de este problema que está hundiendo el precio del arroz europeo y supone una amenaza para la continuidad del cultivo en Europa, ASAJA y la Federación de Arroceros de Sevilla han denunciado el problema en Bruselas y, con el respaldo del COPA, el máximo órgano de representación en la UE de las organizaciones agrarias (integra a 50 organizaciones agrarias europeas de los 28 Estados miembro y representa a más de 14 millones de agricultores), han trasladado un escrito a los comisarios de Comercio, Karel De Gucht, y de Agricultura, Dacian Ciolos, instándoles a poner en marcha la clausula de salvaguarda para evitar la entrada masiva e indiscriminada de arroz de barcos procedentes de Camboya.

    Esta entrada sin control de arroz procedente de terceros países se produce al amparo de los acuerdos EBA (“Everything but arms”), firmados en 2008, que permiten que 50 países de África, Asia y el Caribe (los más desfavorecidos) introduzcan libremente en la UE cualquier producto excepto armas sin pagar aranceles y compitiendo deslealmente con los productos europeos, al no tener los mismos costes laborales, sanitarios y medioambientales.

   Tal como explica, Manuel Cano, director de la Federación de Arroceros y presidente del Grupo de Trabajo de Arroz del COPA, “desde que este acuerdo entró en funcionamiento en septiembre de 2009, Camboya, que exportaba a la Unión Europea 6.012 toneladas de arroz en la campaña 2008-2009, ha pasado a exportar 195.544 toneladas de arroz blanco empaquetado en sacos de 20 kilos en esta campaña”.

Fraude de otros países para evitar pagar aranceles

    Esto supone que este país ha multiplicado por 33 sus exportaciones a Europa, lo que hace sospechar, tal y como denunciaron a la Comisión Europea ASAJA y la Federación, que se puedan estar produciendo prácticas de triangulación, de manera que esté entrando en la UE arroz de otros países vía Camboya, para eludir así los aranceles.

   Para evitar este tipo de irregularidades, tras la denuncia de ASAJA y la Federación de Arroceros en Bruselas,  el COPA ha exigido comprobación y vigilancia por parte de la CE para que se cumplan estrictamente los acuerdos, la implantación de la cláusula de salvaguarda y el establecimiento de un contingente a partir del cual Camboya tenga que pagar los aranceles vigentes.

   Sevilla, primera provincia productora de arroz de España, acaba de finalizar la campaña de recolección. En las 37.149 hectáreas que se han sembrado de arroz en las marismas de Sevilla se han recolectado 319.400 toneladas.

    Este cultivo genera una mano de obra entre fija y discontinua de 432.000 peonadas al año y aporta en Sevilla una facturación bruta anual de más de 145 millones de euros, sin contar la facturación de las empresas de fitosanitarios, empresas de servicio y compañías aéreas agrícolas.

   El arroz que se cosecha en Sevilla sigue las directrices de la producción integrada, por lo que ha reducido el empleo de productos fitosanitarios en más de un 60%.