El cultivo de maíz modificado genéticamente en España bate todos sus records en 2013

0
13

    Desde que hace 15 años este tipo de cultivo comenzara a ser usado por los agricultores en España de forma sistemática, se ha conseguido reducir la importación de maíz en más de 853.000 toneladas. Sin duda alguna, esta tecnología ha supuesto un notable incremento en la productividad de las explotaciones agrícolas y en la calidad de las cosechas.

Impulsando la formación al agricultor

    Atenta a este interés, y ante el inicio de la campaña de siembra de maíz, ANOVE ha puesto en marcha un nuevo paquete de acciones dirigido a los agricultores con el fin de dotarles de toda la información y formación necesarias en las prácticas de manejo que aseguren el uso correcto de esta tecnología, tanto en la siembra como en la posterior cosecha.

    De esta forma, los agricultores podrán acceder de forma fácil a diversos materiales formativos, como esta nueva edición de la Guía de Buenas Prácticas para el cultivo del Maíz Bt’, con las pautas necesarias para facilitar el cumplimiento de las prácticas que eviten el desarrollo de poblaciones de taladros resistentes al maíz Bt, información sobre coexistencia entre diferentes sistemas de producción, y el cumplimiento con la normativa europea sobre trazabilidad y etiquetado.

   La guía se adjunta a los sacos de semillas de las distintas variedades de maíz Bt comercializadas y está disponible para todos los agricultores que decidan proteger su cosecha de maíz ante las plagas de taladro con esta tecnología. Además, también está accesible en formato electrónico a través de la página web de ANOVE (www.anove.es), y de las empresas comercializadoras.

    En este documento se informa al agricultor sobre el funcionamiento de esta tecnología, las diferentes opciones para sembrar refugios -parcelas o zonas con maíz convencional- que prevengan el desarrollo de resistencia en los taladros, y la información que se ha de transmitir en el momento de vender el grano para cumplimiento de la norma sobre trazabilidad y etiquetado. También se recomiendan prácticas para el manejo de la semilla, siembra, cosecha y almacén que faciliten la coexistencia.

    Como complemento a esta guía, y dentro de esta campaña llevada a cabo por ANOVE, también se han desarrollado posters y tarjetones para que el agricultor tenga las mayores facilidades para acceder a la información.