El debate para el reparto de los fondos de la PAC entre autonomías se abrirá en septiembre

0
10

    Entre los avances en la negociación de la nueva reforma -que se aplicaría desde 2015, aunque el acuerdo final entre Consejo, Comisión y Parlamento Europeo será antes, en junio y julio, bajo presidencia irlandesa-, Cañete destacó también que habrá financiación para un fondo de reserva de crisis.

     España contará en el próximo marco con una financiación de 44.000 millones de la UE -a lo que se sumarán aportaciones de Estado y CCAA-; de ellos, 35.700 millones serán ayudas directas -"cantidad equivalente a la percibida entre 2007 y 2013"- y 8.291 millones para el segundo pilar del desarrollo rural (+3 %), precisó Arias Cañete.

     Con ello, los agricultores y ganaderos recibirán "más de 7.000 millones de euros año tras año", ha destacado en su intervención.

     Entre los temas pendientes, apuntó a la definición de quién es el agricultor "activo" y si se establece un techo en las ayudas o "capping" a los grandes perceptores en España.

     En este punto, llamó a la reflexión: 975.000 perceptores, casi la mitad de todos ellos, reciben sólo entre 100 y 1.200 euros, lo que quiere decir que no es una actividad relevante para sus rentas y además supone fuertes gastos de tramitación a las comunidades autónomas, a veces mayores incluso que el montante que recibirán.

     Recordó que podrán limitarse a 22 millones de hectáreas las que podrán recibir ayudas directas, con lo que se evita el riesgo de que la entrada en el sistema de 16 millones más implicara una "fortísima" caída de los fondos para cada agricultor, especialmente en el olivar, que hubieran caído de 600 hasta sólo 320 euros/ha.

     Frente a la lesiva "tasa plana" que figura en la propuesta inicial del comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, -una ayuda igual para todos-, Arias Cañete ha señalado que se optará antes por una convergencia "limitada" y progresiva en el tiempo (hasta 2019) para no poner en peligro a ninguna producción.

El "greening" se aplicará de forma individualizada


    Por su parte, el "reverdecimiento" o "greening" se aplicará de manera individualiza a los agricultores y se limitará del 7 al 5 % la superficie de "interés ecológico", mientras que se considerará que los cultivos permanentes -olivar o frutos secos-, ya cumplen los requisitos del componente verde para recibir ayudas e incluso se computarán para superficies de interés ecológico.

     Ha recordado los apoyos de la nueva PAC para jóvenes agricultores -estarán en el primer pilar-, pequeños granjeros y a las organizaciones de productores (OPs); que habrá ayudas acopladas para sectores ganaderos; y más flexibilidad para aprovechar las disponibilidades financieras y no tengan que devolverse remanentes.

     La prórroga del régimen de plantación de viñedos y de las cuotas de azúcar, y la continuidad del programa de ayuda alimentaria a los más necesitados son otros de los éxitos para el Gobierno.

     En desarrollo rural "se incluyen la mayoría de los aspectos solicitados" por España: por primera vez, se permitirá lanzar programas supraautonómicos y nacionales que convivan con los regionales; y subirá la cofinanciación europea, especialmente beneficiosa para Castilla-La Mancha, Andalucía o Galicia.

Críticas de la oposición


     La senadora del PSOE, Fuensanta Coves, denunció que las ayudas directas caerán un 12 ó 13% respecto al anterior marco y, las de desarrollo rural, entre un 10 y un 11%, y pidió al ministro que "se plante" contra la propuesta de la Comisión de rebajar un 5% las ayudas directas en 2013 por aplicación de la disciplina financiera.

     Consideró además "inadmisible" el reparto actual que hace que algunas familias reciban 7.000 euros al día en ayudas europeas o que las reciban grandes corporaciones como Gallo (7,4 millones), Nestlé (2,7 millones), Mercadona (2,6 millones) o la Duquesa de Alba (3 millones) y pidió fijar en 100.000 euros el techo de ayudas para grandes perceptores para penalizar así al "agricultor de sofá".

     Carlos Manuel Cotillas (PP) destacó el diálogo del Gobierno para lograr la mejor reforma de la PAC posible para España.

     Manel Plana (CiU) reclamó la necesidad de una aplicación de la PAC desde el territorio para atender a su diversidad, tanto en las subvenciones al agricultor como en el ámbito del desarrollo rural.

     Desde Entesa, Francisco Boya apuntó que "seguimos teniendo muchas dudas sobre los números" y pidió más "precisión" sobre la aplicación territorial y si habrá "cheque autonómico" o por zonas agronómicas.