El dueño de los 3.200 cerdos quemados en un incendio cree que le va a costar su explotación

0
23

    Muchos de ellos murieron calcinados y los que sobrevivieron, algunas decenas, tuvieron que ser sacrificados por el estado en el que se encontraban y trasladados para su incineración, una imagen que, según el ganadero, nunca olvidará.

    Sasot ha relatado que se enteró del incendio, al que acudieron los agentes del cuerpo de bomberos de Fraga, la Guardia Civil y la Policía judicial fragatina, sobre las seis de la mañana, tras recibir el aviso de un conductor que pasaba por la zona.

    A sofocar el fuego, que se mantuvo activo durante unas dos horas, también acudieron numerosos vecinos de este municipio de alrededor de 450 habitantes, como el concejal del Partido Socialista, José Antonio Pueyo, que ha explicado a Efe que quedaron "consternados al ver la gran cantidad de animales calcinados sobre el terreno, porque no quedó ni uno".

    "Estamos muy impactados, porque además la semana que viene íbamos a recibir más cerdos para la cría", ha asegurado Sasot, que dice estar "bastante preocupado" por el futuro de su negocio, del que conocerán más detalles mañana, lunes, con la visita de la aseguradora.

    El incendio no llegó a la otra nave de la granja, más pequeña y situada a unos 15 metros de distancia, por lo que Sasot espera "ir tirando" con ella, a pesar de que las pérdidas serán muy difíciles de recuperar, "porque a los más de 100.000 euros del ganado porcino debemos sumarle toda la instalación, de la que solo nos ha quedado la estructura".

(Foto: www.segre.com)