El ecoparque de Xàtiva dará servicio a más de 42.000 ciudadanos de 12 municipios

0
53

    Bonig ha destacado "la importancia que este tipo de instalaciones tienen para la correcta gestión de los residuos peligrosos que se generan en los domicilios. Y es que la existencia de estos ecoparques, junto con una correcta concienciación ambiental, evitarán la aparición de vertidos incontrolados de residuos, minimizando el impacto sobre el medio ambiente y ayudando a eliminar vertederos incontrolados".

   "Los residuos peligrosos, al contrario de lo que mucha gente cree, no son exclusivos de empresas y de la industria, los ciudadanos generamos residuos como pilas, radiografías o tubos fluorescentes que no son recogidos en el proceso de recogida selectiva y que pueden ser depositados en los ecoparques", ha continuado Bonig.

   "Con este tipo de "puntos limpios" se cubren -ha explicado la consellera- tres objetivos básicos, el de canalizar la recogida y almacenamiento de los residuos especiales, el de canalizar los residuos procedentes del ámbito doméstico y por último, complementar los sistemas de recogida previstos en el municipio".

   Asimismo -ha significado la consellera- a través de los ecoparques "estamos dotando a los municipios de unas emplazamientos en las que los particulares puedan depositar, de manera gratuita, aquellos residuos que por sus características no son aptos para su eliminación a través de los medios convencionales de recogida de residuos".

   "Por lo que la colaboración activa de los ciudadanos es clave para lograr una solución al problema de los residuos, bien minimizando la generación de residuos en casa, bien separando los residuos generados en el hogar para la posterior recogida selectiva o bien, la tercera vía, que es llevarlos a un punto limpio para aquellos residuos que por su especificidad no se recogen selectivamente en los contenedores en la calle", ha asegurado Bonig.

Ecoparque de Xàtiva

   El ecoparque de Xàtiva, que cuenta con una inversión de 590.000 euros, se encuentra situado cerca del casco urbano en el polígono industrial La Vila, junto a la Ciudad del Deporte. Está diseñado en dos niveles, una zona inferior donde se ubican los contenedores grandes y un nivel superior destinado a la zona de acceso de los usuarios.

   Para los residuos generados en pequeñas cantidades dispondrá de diversos contenedores pequeños para residuos como tetra-bricks, fluorescentes, textiles, cables, aerosoles, radiografías, medicamentos, plásticos, baterías de coches, pinturas, pilas, aceites, entre otros.