El Ésera se desborda en Valle Benasque y obliga al desalojo de vecinos

0
36

EFE.- Las intensas lluvias registradas en el Pirineo oscense, donde se mantiene activada la alerta naranja por tormentas, continuarán a lo largo de la jornada de hoy por lo que protección civil mantiene una intensa labor para garantizar la seguridad de los vecinos de las poblaciones afectadas.

Desde primeras horas de la madrugada se han acumulado más de 40 litros por metros cuadrado, lo que ha provocado el crecimiento del caudal del Ésera.

Las aguas desbordadas han inundado dos tramos de las carretera A-139 y N-260 entre las localidades de Campo y Castejón de Sos, así como entre Eriste y Benasque, dejando aisladas las poblaciones referidas.

También se encuentran aislados dos pequeños núcleos, Linsoles y Anciles, ubicados en las inmediaciones del río y cuyos cascos urbanos corren el riesgo de quedar cubiertos por el agua.

La Guardia Civil, desde que el agua ha comenzado a crecer, ha instado a todas las personas que residen en casas o urbanizaciones cercanas al río a desalojar sus viviendas y a retirar sus vehículos de los garajes.

Según han informado a Efe fuentes del Gobierno de Aragón, como medida preventiva se ha desalojado un edificio de viviendas ubicado junto a la carretera de acceso a Benasque al sufrir el muro de contención de las aguas un deslizamiento por la crecida del Ésera.

Asimismo, diez personas que están en una zona de acampada libre en el acceso a los Llanos del Hospital han quedado aisladas por la crecida del Ésera, aunque todas están en perfecto estado y en contacto constante con el servicio de emergencias de Aragón.

El Ayuntamiento de Benasque ha habilitado un pabellón municipal para acoger a los vecinos afectados por el desalojo mientras continúa la situación de peligro.

En el caso de que el caudal baje a mediodía a niveles normales saldrán de la zona por su propio pie pero si no desciende serán evacuadas por bomberos y voluntarios de protección civil, han añadido las fuentes referidas.

La crecida afecta especialmente al Ésera, aunque también se han producido aumentos de caudales en el Cinca y el Gállego, aunque por el momento no hay previsiones de riesgo.

Además, las lluvias han obligado a suspender a primera hora siete rutas escolares y en torno a las 10.00 horas las clases en los colegios de Benasque y Castejón de Sos, han informado fuentes del departamento autonómico de Educación.