El español Pedro Gallardo, premiado en el certamern europeo “Joven Agricultor Innovador”

0
5

    Como el mismo ha podido explicar, "se trata de imitar naturalmente las condiciones del cultivo del girasol en regadío, ahorrando costes y convirtiendo la zona de cultivo, una finca de secano, en reserva y zona de cría de especies animales". Además, en los tres últimos años ha conseguido obtener producciones medias semejantes a las de una finca de riego.

    "Las siembras tempranas, unido a un incremento de las dosis de semilla, da como resultado -explica Gallardo-  unos rendimientos medios superiores a 2.100 Kg./Ha, dato significativo porque duplica la media del secano para España y Andalucía.

   El proyecto de Pedro Gallardo ha competido con otros 18 proyectos europeos presentados por países que van desde Portugal a Estonia y Eslovenia, pasando por Francia, Italia, Alemania, Polonia, Rumania, Grecia o Chipre, entre otros. La variedad de los proyectos abarca prácticamente todos los culticos desde los más tradicionales, como son la producción de vino o leche, hasta los más novedosos como el cultivo del algarrobo con aplicaciones médicas, granjas de codornices cuyos huevos son la base para la elaboración y venta de crepes, o la elaboración de vodka a partir del cultivo de patata.

   Junto al representante español han resultado homenajeados los proyectos de Holanda, que ha obtenido el premio al mejor proyecto global, y Hungría que ha conseguido el premio al proyecto más sostenible. Estos premios han sido organizados a iniciativa del Grupo Popular Europeo del Parlamento y han contado con la colaboración de ASAJA, la organización portuguesa CAP y un grupo eurodiputados entre los que se encuentra Auxiliadora Correa Zamora, diputada extremeña.

   Tras la entrega de premios, el II Congreso Europeo de Jóvenes Agricultores ha proseguido con las ponencias de Georg Häusler, jefe del gabinete del Comisario Dacian Ciolos, y de Paolo de Castro, presidente del Comité de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo. El Congreso se ha cerrado con la celebración de un interesante debate en el que los jóvenes asistentes  han podido transmitir sus inquietudes a los representantes tanto de la Comisión, como del Parlamento, el CESE y el CEJA.