El Fogaiba aumenta ayudas en 393.000 euros para el valor añadido de productos

0
7

EFE.- La portavoz del ejecutivo balear, Núria Riera, ha informado en rueda de prensa tras el Consell de Gover de esta ampliación, a través de la que 20 de las 66 solicitudes que ya tienen las inversiones ejecutadas desde que se abrió la convocatoria el pasado podrán cobrar la ayuda este año.

    Esta línea de subvenciones forma parte del Programa de Desarrollo Rural de las Islas Baleares 2007-2013 y tiene el objetivo de fomentar el valor añadido de la producción agrícola balear, para lo cual subvenciona hasta el 40 % (con un máximo de 500.000 euros ) de las inversiones en empresas agroalimentarias y de transformación como bodegas, almazaras, queserías, empresas de conservas y otras. Las actuaciones subvencionables son las que se destinan a adaptar la producción a las nuevas necesidades de mercado, fomentar la innovación y las nuevas tecnologías y a implantar sistemas de gestión medioambiental.

    Con la ampliación aprobada hoy, la convocatoria de ayudas para el aumento del valor añadido dispone de un presupuesto global de 7.077.697 euros hasta 2015, que se distribuyen en 1.573.723 euros (2013); 3.464.188 euros (2014) y 2.039.786 euros (2015).

   La convocatoria está cofinanciada en un 35 % por los fondos europeos Feader, en un 40 % por el Ministerio de Agricultura , Alimentación y Medio Ambiente y en un 25 % por el Govern.

   Además, Riera ha afirmado que hoy también se ha autorizado un gasto de un máximo de 1,2 millones de euros (IVA incluido) de parte de la Agencia Balear del Agua y de la Calidad Ambiental (Abaqua) para licitar un nuevo contrato de gestión, retirada y transporte de los residuos de las estaciones depuradoras de aguas residuales de la entidad en Ibiza y Formentera, por un plazo de ejecución de tres años a partir de 2014.

    El nuevo expediente de contratación se justifica por la necesidad de redefinir las condiciones del servicio que se ofrece hasta ahora y mejorar los problemas detectados, como los malos olores generadas, que han provocado que haya sido casi imposible encontrar fincas agrícolas donde poder aplicar los lodos producidos en las depuradoras, detalla el acuerdo.

   Esta situación, agrega, ha provocado que las plantas se carguen, los procesos empeoren y sea necesario aportar más oxígeno para conseguir la calidad necesaria en el agua de salida, lo que representa un sobrecoste energético.

    Abaqua gestiona doce depuradoras en las Pitiusas (once en Ibiza y una en Formentera) de las ochenta que lleva en todas las islas.