El Foro Iberoamericano del Vino se cierra con la vista puesta en soluciones de futuro del sector

0
4

    En su intervención, Arias Cañete ha destacado que el vino se constituye como un vínculo entre España e Iberoamérica, no sólo desde el punto de vista cultural, sino económico, medioambiental, industrial y comercial. Por ello, el ministro considera necesario “un impulso de las relaciones privadas en este sector, en beneficio de los asistentes al Foro y de sus países de procedencia”.

   En este sentido, el ministro ha subrayado la importante participación de la Comunidad Iberoamericana en la producción de vino en el mundo. Según datos de la Organización Internacional del Vino, Argentina, Brasil, Chile, España y Portugal representan una cantidad superior al 27% de la producción total. Se trata de datos “que debemos tener muy en cuenta para actuar coordinadamente en defensa de nuestros intereses compartidos”, ha recalcado.

Contactos comerciales basados en la seguridad juridica y la estabilidad

    Según Arias Cañete, los contactos comerciales mundiales se deben desarrollar en un ambiente de seguridad jurídica y de estabilidad. A este respecto, el ministro ha asegurado que “tanto España como Portugal somos, en el marco de la Unión Europea, fervientes impulsores de las relaciones con los países iberoamericanos”.

    Así, una parte importante de esos acuerdos “es el respeto mutuo de las indicaciones, que se enmarcan en el acervo cultural ligado al sector vitivinícola”, ha apuntado. A este respecto, España cuenta con un patrimonio importante, que le sitúa en el grupo de cabeza de la Unión Europea. Concretamente, ha señalado, en estos momentos son 131 las Indicaciones Geográficas Protegidas, de las que 90 son Denominaciones de Origen. Dentro de ellas, el vino que producen significa el 40% del total nacional, y su participación en el comercio exterior de España es cada vez más significativa.

    El ministro, que ha expresado el interés de España por la conclusión de las negociaciones del acuerdo de la Unión Europea con Mercorus, se ha mostrado convencido de que “el fortalecimiento de las relaciones comerciales interestatales redundará en la intensificación de todo tipo de relaciones entre los operadores, ya sean comerciales o de carácter técnico o cultural. En definitiva, “el beneficio será mutuo”.

La importancia del enoturismo

   Por otra parte, Arias Cañete ha mencionado la iniciativa “Las Rutas del Vino de España, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, “que es capaz de aunar sinergias del turismo, la agricultura y la alimentación”. Según datos de la Asociación Española de Ciudades del Vino, en 2012 fueron más de 1.430.000 visitantes los que acudieron a 456 bodegas de las 18 rutas turísticas, en ese momento.

    Finalmente, el ministro se ha referido a otros temas abordados en este Foro, como los aspectos comerciales ligados a las nuevas tecnologías o los avances logísticos, así como al papel conjunto de gastronomía y vino para un reforzamiento de ambos conceptos. En opinión de Arias Cañete, “este Foro es un gran comienzo para fortalecer los vínculos entre nuestros empresarios, a fin de abordar conjuntamente el gran mercado mundial del vino, bajo las premisas de un consumo responsable”.

(Foto:López Iglesias)