La cosecha de ajo en Extremadura se prevé que sufra una merma que se cifra entre un 10 y un 15 por ciento debido a la humedad y al frío que han precedido al inicio de la recogida.

Así lo ha asegurado Carlos Dobado, el gerente de “El Ajero”, la cooperativa más importante de ajos de Extremadura, ubicada en Aceuchal (Badajoz), municipio que concentra todas las empresas que comercializan el ajo extremeño excepto una, que se encuentra en Badajoz.

Cuando está a punto de terminar la campaña de recolección, Dobado ha afirmado a Efe que, aunque en la cooperativa apenas sentirán la disminución de la cosecha, en general se prevé que sea más corta que el año anterior debido a la meteorología, con lluvia y humedad. En esta cooperativa, que trata el 25 por ciento de la cosecha de Extremadura, preven llegar a las 5.000 toneladas recogidas por los 60 cooperativistas que tienen.

en el exterior, el ajo extremeño tiene que competir con el chino

“El Ajero”, que emplea en campaña a una media de 120 trabajadores y el resto del año, unos 80, Dobado calcula que han llegado a crear unos 2.000 jornales.

La mayor parte del ajo extremeño que se dedica a la exportación tiene como destino Brasil, Estados Unidos y Canadá, que supone un 70 por ciento, y el resto son países europeos, ha apuntado Dobado a Efe.

Al margen de la política estadounidense, el ajo de Aceuchal cuenta con otros problemas como el de la mano de obra para recoger toda la cosecha en apenas un mes y medio.

También destaca la competencia que supone el ajo chino, que sale al mercado a unos precios tan bajos que hace que el extremeño tenga que disminuir su precio en ocasiones por debajo de los costes de producción, apunta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here