El fuego de Tivissa ha afectado ya 100 hectáreas y sigue fuera de control

0
5

EFE.- Parés se ha desplazado este mediodía al Centro de Operaciones de Bomberos de la Generalitat de l’Ametlla de Mar, donde ha indicado a la prensa que “no hay una previsión muy clara de cómo puede evolucionar este fuego” ya que “tiene una característica muy especifica -habitual en los incendios provocados por rayos- que es el difícil acceso a la zona del fuego”.

De hecho, en un 99 % de la zona afectada no es posible el acceso del Cuerpo de Bomberos por medios terrestres, sino sólo a través de medios aéreos.

En estos momentos, trabajan en la zona 16 medios aéreos, 12 proporcionados por la Generalitat y 4 aportados por el Ministerio de Medio Ambiente, que ha enviado también una brigada terrestre de los Brif, que se unen a los 30 medios terrestres que se encuentran trabajando en los pocos espacios que permite la orografía de la zona para emplazar camiones de agua.

Aunque se asegura que la evolución del incendio dependerá de la meteorología de las próximas horas, los bomberos han marcado un perímetro de 600 hectáreas como objetivo para estabilizarlo.

Parés, que ha recordado que hoy es el primer día efectivo de campaña forestal de verano, ha aprovechado para asegurar que “será una campaña forestal de riesgo importante”.

Asimismo, el director de Prevención y Extinción de Incendios ha agradecido la colaboración del cuerpo de Agentes Rurales, de las ADF y de los Mossos d’Esquadra que se encuentran trabajando también en la extinción del incendio.

Parés también ha revelado que el Jefe de la Operación decidió anoche, en contra de las previsiones, retirar los efectivos desplazados a la zona afectada -concretamente dos unidades de los GRAF que realizaban tareas manuales de extinción-.

“Nos pareció que era asumir un riesgo excesivo y, atendiendo a la seguridad, se decidió que bajaran durante la noche”, ha dicho Parés.

Los Mossos d’Esquadra han desalojado esta noche, como medida preventiva, a 19 personas de 13 masías de la zona del sudoeste del incendio, cuyos vecinos, en este momento, se encuentran en el albergue municipal y el cámping de Tivissa y todavía no han podido volver a sus domicilios.

Una de las vecinas desalojadas, la holandesa Margarite Oliviere, que vive en una casa de campo cerca de la zona del fuego, ha dicho a Efe que fue un vecino quien les avisó del avance del fuego esta madrugada y que espera volver pronto para dar de comer a los gatos que siguen en la zona.

Aunque es poco probable que el fuego llegue a afectar su vivienda, Oliviere, que está alojada en casa de una amiga de l’Ametlla de Mar, ha agradecido la decisión de desalojar por precaución y la información que reciben puntualmente de las autoridades.

Mientras, la dirección general de Protección Civil mantiene la prealerta del plan especial de emergencias por incendios forestales en Cataluña, Infocat.