El futuro de Deoleo parece interesar más fuera que dentro de la propia compañía

0
2

    Por eso, durante la jornada del viernes se han vuelto a oír todo tipo de posicionamientos sobre cómo se debería gestionar ese futuro que afectará a la mayor empresa comercializadora y exportadora de aceite de España.

Andalucía no quier que el centro de decisión salga de España


     El primero en poscionarse fue
el consejero de Economía, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, José Sánchez Maldonado, quien dijoque "no sería bueno" para la economía española ni para la andaluza que el "centro de decisión" de Deoleo saliera del país.

    Durante una visita a la oficina Smart City de Endesa en Málaga, Sánchez Maldonado ha declarado a los periodistas que las noticias de que dispone la Junta es que varios fondos de inversión, algunos de carácter público como el italiano o catarí, y otros de carácter privado, han presentado ofertas de compra.

     "Ya que no controlamos la comercialización como la tendríamos que controlar, también perder el control sobre la producción del aceite de oliva sería estratégicamente malo para nuestro país", ha advertido el titular andaluz de Economía.

Infaoliva no quiere que se desmenbre pero no le importa la opción italiana


    
Por su parte, el secretario general de la Federación española de Industriales Fabricantes de Aceite de Oliva (Infaoliva), Enrique Delgado, ha explicado que "lo peor que nos puede pasar" es que un grupo inversor compre Deoleo para desmembrarla. Ha defendido una salida "española", pero, si no es posible, le gusta la opción "italiana".

    En una entrevista con Efeagro, el secretario general de la mayor patronal de almazaras -las empresas que molturan la aceituna para la obtención de aceites de oliva-, ha asegurado que "no nos gustaría que se vendiera y cayera en manos de nadie que no sea de capital español", pero si termina cayendo en manos foráneas, la opción italiana sería la mejor.

    A su juicio, Deoleo actualmente es una empresa "más que apetecible", a pesar de los problemas que ha arrastrado en el pasado, gracias a marcas líderes internacionales.

    "La empresa está saliendo del atolladero y hoy en día es la mayor exportadora y vendedora de aceite en el mundo; no hay un país donde vayas en el que no se vea alguna de las marcas de Deoleo", ha señalado.

    "Lo ideal sería que el Gobierno dijera que Deoleo es una empresa estratégica española. Me parecería perfecto que la SEPI conformara un grupo accionarial" potente, sea quien sea quien "se la quede", ha añadido Delgado, quien criticaría que las autoridades de Defensa de la Competencia pudieran mostrar rechazo a esta alternativa.

    También vería interesante que no sólo Dcoop -actual accionista de Deoleo, con casi el 10 %-, sino también otros fuertes grupos aceiteros españoles, productores y exportadores, entraran en el accionariado.

    Pero si Deoleo tiene que caer en manos extranjeros, las almazaras industriales españoles advierten de que, pese a lo que muchos otros opinen, alguna opción italiana no sería negativa. Si no se puede quedar en manos españolas, a Infaoliva le gustaría que la comprara "un grupo que no la trocee después; alguien que crea en el sector", ha manifestado.

     En este contexto, cree que hay más riesgo para los intereses del sector oleícola español si algún fondo norteamericano adquiere Deoleo, por ejemplo. "Los italianos tienen sus marcas, pero tienen que venir a España a comprar el aceite de oliva" que envasan; "están mucho más acostumbrados" a comprar producto español que, por ejemplo, los americanos, ha indicado Delgado, quien también recuerda la apuesta italiana y su "conciencia" por una estrategia marquista.

Cooperativas recuerda qué paso con la venta de Puleva a Lactalis


    Por su parte,
Cooperativas Agro-alimentarias considera que la empresa líder en la comercialización del aceite de oliva "debe mantenerse en manos españolas". Para Cooperativas, un sector estratégico como el aceite, del que España es líder mundial en producción, necesita un tejido industrial español que vele por los intereses y asegure una estrategia empresarial, según han defendido en un comunicado.

    Para mantener la hegemonía del aceite a nivel mundial "necesitamos empresas que potencien la internacionalización", ya que "dos terceras partes de lo que producimos se exporta", y actualmente "es la apuesta por mercados exteriores la que está aportando valor a este producto".

    En este sentido, "valora el apoyo del ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, para que Deoleo siga siendo una empresa española, que defienda los intereses del primer país productor del mundo de aceite de oliva y contribuya a mejorar su comercialización".

     Deoleo es la propietaria de las principales marcas españolas de aceite de oliva y la comercialización bajo marca "es fundamental para el sector, dado que actualmente más del 70 % del aceite de oliva que se vende en España se hace bajo enseña de distribución". A su juicio, "es necesario que España tenga como estrategia la que sigue el resto de países de nuestro entorno, que aseguran que las principales empresas de sus sectores más representativos se mantengan en sus países de origen".

     Hay que evitar, han añadido, "lo que ocurrió con la venta de Puleva a la francesa Lactalis, que provocó consecuencias inmediatas para los productores lácteos españoles y el cierre de fábricas y pérdida de empleo".