El futuro de la PAC depende de las exigencias y la actitud que adopte la Eurocámara

0
19

    Pese a esta incertidumbre, el ministro irlandés del ramo, Simon Coveney, cuyo país tiene la presidencia europea en este semestre, señaló al término de la reunión de los ministros, que "espero poder finalizar este asunto" el miércoles, dijo .

    El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, señaló a su vez que la UE "se acerca hacia un buen acuerdo", y se mostró satisfecho por que los "puntos esenciales" de la reforma sigan en los últimos borradores que manejan los negociadores.

    Por el momento, hay un principio de acuerdo entre las tres instituciones sobre un reparto más equilibrado de los pagos directos a nivel nacional o regional (la convergencia interna); las ayudas acopladas; los esquemas de apoyo a los jóvenes agricultores, agricultores activos y las pequeñas explotaciones, o los programas de desarrollo rural.

    Como asuntos pendientes para negociar con la Eurocámara, Coveney destacó la posibilidad de prorrogar las cuotas del azúcar hasta 2017, un paquete lácteo ligado al reglamento de organización común del mercado, la posibilidad de limitar las ayudas a las grandes explotaciones o algunos puntos del reglamento horizontal.

La interpretación del Tratado de Lisboa en el ojo del huracán


    También subrayó que falta por cerrar un asunto "muy sensible" para el Consejo y el Parlamento: la discusión sobre los elementos en los que debe haber "codecisión" entre el Consejo y el PE, según la interpretación que se haga del Tratado de Lisboa, en vigor desde diciembre de 2009 y que dotó de más poderes al PE.

    Por otra parte, la negociación de la parte de la PAC que está ligada al marco financiero plurianual 2014-2020, que aún debe ser aprobado formalmente, se desbloqueará cuando se logre ese acuerdo.

    La reforma de la PAC se negocia desde 2011 y persigue unas prácticas agrícolas más ecológicas, así como un reparto de las ayudas más equilibrado.

    "Si no logramos un acuerdo por asuntos técnicos o una disputa interinstitucional todo el mundo implicado en esta negociación estaría nervioso, pero no creo que ese vaya a ser el caso", dijo el ministro irlandés, cuyo país preside este semestre la UE.