El gasto en carne baja un 1,2% aunque sigue siendo el producto más consumido

0
6

   La memoria detalla que en 2012, la carne más consumida fue la de pollo, con un 27,92% del total de cárnicos consumidos y sigue su tendencia ascendente desde 2008. Le siguen las carnes transformadas, con un 23,54% del total de kilos consumidos, la de porcino (20,2%), el vacuno -que sigue en línea descendente con un 12,07% del total de consumo cárnico- y, por último, la de ovino/caprino, que representa el 3,58%.

    Los precios de mercado hacen que las carnes ya transformadas se lleven el 30,67% del gasto total invertido en cárnicos, seguido de lejos por el porcino (18,24%), que sigue bajando.

El pollo y e vacuno son los mandan

    El pollo y el vacuno ocupan el 17,61% y el 17,33% del gasto en cárnicos, respectivamente, si bien sigue aumentando el gasto en carne de pollo en detrimento del de vacuno. Por persona, cada español consumió de media 52,85 kilos de carne en 2012 con un gasto de 332,75 euros, siendo el pollo la más consumida: cada persona degustó 14,76 kilos e invirtió 58,58 euros.

    La menos demandada es la de ovino/caprino porque cada español consumió 1,89 kilos en 2012 y gastó 18,99 euros.

    Por regiones, los castellanoleoneses son los que piden más carne, con 63,27 kilos per cápita y 395,73 euros por persona, mientras que los canarios son los que menos consumen, con 44,68 kilos por persona y un gasto medio de 269,95 euros per cápita.