El gasto medio del turista rural alcanza los 42 euros al día pero no suele repetir alojamiento

0
8

    El gasto medio diario por persona, según Tuscasasrurales.com, se sitúa en 42 euros. Un 44,77% de los viajeros rurales declara un gasto medio entre 40 y 60 Euros. Un 22,8% declara un gasto medio por persona entre 60 y 80 Euros, un 17,5% dice que gasta menos de 40 Euros por persona y solo el 12,5% realiza un gasto de más de 80 Euros. Solo un 3,20% no recuerda cuál es su gasto diario por persona cuando hace turismo rural.

     Si analizamos estos datos por Comunidades, podemos observar que Comunidades tienen un gasto medio mayor, en primer lugar aparece Baleares con un gasto medio de 59 euros, 56 euros en el País Vasco, 52 euros en Navarra, 49 euros en  Madrid,  47 euros en Cataluña, 48 euros en Extremadura y 46 euros en La Rioja, todas ellas teniendo un gasto medio superior a la media.  Por otra parte las comunidades con un menor gasto son Galicia con 38 euros, 37 euros en Cantabria, 40 euros en Castilla la Mancha y con 39 euros en  Andalucía.

2,12 de frecuencia y poca fidelización

      La frecuencia con la que los viajeros de turismo rural reservaron alojamientos rurales se sitúa en 2,12 veces al año de media, una cifra similar a la del pasado año.Si analizamos estos datos por comunidades, los viajeros de comunidades como Madrid, Castilla y León, Extremadura, Catalunya, Asturias y Aragón son los que practican más veces turismo rural a lo largo del año con una media superior al resto de comunidades españolas. Un 66,12% de los viajeros rurales declaran que no repiten en el mismo alojamiento rural.

    Por el otro lado, hay un 33,88% de viajeros que sí que suelen repetir alojamiento rural. Como podemos ver la mayoría de los viajeros rurales no suelen repetir en el mismo alojamiento rural, por lo que existe un problema en la fidelización de clientes de turismo rural.

     El estudio revela que los propietarios de alojamientos rurales deben trabajar más la fidelización para poder incrementar el número de viajeros que repiten en sus alojamientos, además de mejorar las instalaciones de sus establecimientos deben contar con una base de datos informatizada donde poder registrar los clientes y relacionarse con ellos en el futuro principalmente mediante el uso de herramientas como el emailing o las redes sociales.