El glaciar norte de Monte Perdido se redujo más de 2 metros en un año

0
16

EFE.- El equipo que ha desarrollado el proyecto, compuesto por científicos del campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza y del Instituto Pirenaico de Ecología, adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha usado por primera vez esa tecnología para escanear un glaciar pirenaico y conocer su evolución, ha explicado a Efe el investigador Jesús Revuelto.

Mediante un láser escáner de largo alcance, que permite medir la distancia entre un punto y una superficie determinada en miles de puntos por segundo, los investigadores cartografiaron en 2011 en tres dimensiones y a gran resolución espacial, cada medio metro, la superficie del Glaciar Norte situado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido del Pirineo aragonés, ha detallado Revuelto.

Se ha reducido entre 2 y 3 metros

Tras repetir este año el estudio, descubrieron que la superficie del glaciar se había reducido de media "entre 2 y 3 metros dependiendo de la superficie".

Una reducción que "se debe en gran medida a la menor acumulación de nieve del año pasado debido a la falta de precipitaciones y al caluroso verano de este año", ha continuado el investigador.

En cien años ha pasado de 556 a 38 hectáreas

Según publicó en 2008 el programa estatal ERHIN (Estudio de los Recursos Hídricos procedentes de la Innivación) en "Datos sobre la nieve y los glaciares en las cordilleras españolas" la superficie total de hielo en Monte Perdido pasó de 556 hectáreas en 1894 a 38 en 2008, una situación que continúa en la actualidad.

No obstante, Revuelto ha asegurado que habrá que esperar a que esta investigación del Pirineo aragonés "continúe en años venideros" para determinar la evolución concreta y el "comportamiento" del glaciar en el tiempo dependiendo de las variables topográficas y climatológicas y de su relación.

Glaciares del Pirineo aragonés

El Pirineo aragonés alberga un total de 19 masas glaciares localizadas en una franja de 90 kilómetros, los más meridionales de Europa y los más frágiles a cualquier cambio de innivación o temperatura.

En 1990 fueron declarados Monumentos Naturales por las Cortes de Aragón y en el 2007 el Glaciar de Monte Perdido, el segundo en extensión de la península, fue declarado Monumento Natural por el Consejo del Gobierno de Aragón.