El Gobierno aboga por coordinar reservas de biosfera para favorecer sinergias

0
4

EFE.- El subdirector general de Fomento del Desarrollo Rural del Medio Rural del Magrama, Antonio Flores, ha participado hoy en el seminario sobre “Identificación de líneas de financiación de la Unión Europea para las Reservas de la Biosfera” con la ponencia “La PAC y los Programas de Desarrollo Rural”, en la que ha presentado estos programas y su aplicación nacional.

España contará con un programa para todo el territorio y diecisiete por cada una de las autonomías, con un marco nacional que presenta elementos comunes para todas las comunidades, como son la aplicación homogénea de prioridades europeas, la innovación, el empleo o los jóvenes.

“Que todas estas cuestiones se apliquen de forma que haya coherencia a nivel nacional y se respeten las especificidades de cada comunidad autónoma”, abunda Flores en declaraciones a Efe.

El marco nacional trata de que “no haya discriminaciones entre ciudadanos, que no haya efectos frontera, sino sinergias entre las medidas de los distintos programas y una coordinación, que quizá en el periodo anterior ha faltado un poco”, agrega el subdirector general del Ministerio.

En este sentido, sostiene que la coordinación de programas favorece su aplicación, sirve para transmitir experiencias y “no busca un intervencionismo especial de la Administración General del Estado”, y por ello apuesta por la nueva figura de coordinador de las autoridades de gestión, enmarcada en la Dirección General de Desarrollo Rural.

Flores identifica la despoblación como uno de los “grandes objetivos” de la política de desarrollo rural en España, un problema que aboga por “plantear de forma muy seria” porque el envejecimiento, la masculinización de la población y la desertización son “problemas globales que afectan al rural”.

En el caso de zonas que cuentan con reservas de la biosfera, la “ventaja es que este valor añadido les permite tener oportunidades mayores que las de las zonas muy despobladas, que ni tan siquiera tienen valores naturales, paisajísticos o naturales que den algún atractivo que permita esperar la creación de iniciativas en esas comunidades”.

En todo caso, Flores cree que el balance de las reservas de la biosfera es muy positivo porque están haciendo una labor muy interesante y la intención del Ministerio es “ayudar lo que se pueda”, con la planificación general del desarrollo rural en España.

La aplicación de los programas europeos en este ámbito “dan bastantes oportunidades” a las reservas de la biosfera, pues casi todas ellas se emplazan en entornos rurales “y pueden aprovecharse posiblemente de alguna de las ayudas” del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).

A España le corresponden aproximadamente 8.300 millones, con ayudas para zonas Natura 2000, donde están casi todas las reservas de la biosfera españolas, que han de solicitar los agricultores de las mismas; también se contemplan ayudas generalistas a las que podrán concurrir gran parte de estos territorios como las relativas a la inversión y forestales.

El fondo Feader, que va desde el 85 % que aporta en Extremadura al 53 % de media de la mayoría de comunidades, se suma a la aportación nacional que de media es de un 40 %, lo que supondría otros 4.000 millones de euros, que sumarían unos 12.000 millones para desarrollo rural en el periodo 2014-2020, destaca Flores.