El Gobierno andaluz refuerza los controles comerciales de frutas y hortalizas frescas

0
7

Fhalmería .- El nuevo reglamento, que sustituye al que ha estado vigente desde 2003, recoge medidas para garantizar la normalización de las frutas y hortalizas en su clasificación y etiquetado, desde el origen hasta la puesta en venta.

 

 Con el fin de abarcar todo este proceso, el decreto establece como principal novedad la inclusión de los intermediarios en el Registro de Operadores Comerciales de Frutas y Hortalizas Frescas. Asimismo, agiliza la inscripción en este censo con la posibilidad de la tramitación electrónica.

De este modo, se controla todo el recorrido comercial de la mercancía en sus distintas fases salvo el punto de venta final (regulado por la normativa en materia de consumo), se contribuye a una mayor transparencia y se exige el cumplimiento de las normas de comercialización a la persona o entidad que en cada momento está en posesión del producto.

 

Los intermediarios, agentes que actúan en el sector por cuenta de terceros, se sumarán así al millar de profesionales y entidades que actualmente figuran en el registro de operadores.

Otra novedad respecto al decreto de 2003 es el establecimiento de los criterios para la realización de un análisis de riesgo previo a la clasificación de los operadores según su nivel de garantías. Este análisis determinará la frecuencia e intensidad de los controles que realizan los técnicos de la Consejería de Agricultura en todas las fases de comercialización, basados tanto en las inspecciones como en la documentación aportada por los propios operadores que manejan frutas y hortalizas frescas.