El Gobierno aprovechará la Marca España para lograr el liderazgo en acuicultura

0
6

   Actualmente, España es ya el primer productor acuícola de la Unión Europea (UE) en volumen, si bien en Europa le supera Noruega; en valor está también por detrás de Francia.

    El plan ha sido elaborado por la Fundación Observatorio Español de la Acuicultura (OESA) -dependiente de la Secretaría General de Pesca-.

    Su objetivo es lograr que en 2030 España lidere la acuicultura europea, incremente un 175% el valor que genera la actividad nacional, hasta alcanzar los 1.138 millones de euros (413 millones según los últimos datos) y en volumen duplique su producción hasta las 521.800 toneladas (253.841 actuales).

    Otro propósito es incrementar en 10.000 los puestos de trabajos generados, con lo que pasarían de los 28.000 actuales a 37.080.

    La estrategia responde a las orientaciones de Bruselas dentro la reforma de la Política Pesquera Comunitaria (PPC), que plantea fomentar la piscicultura para asegurar el suministro de pescado y de marisco.

    Domínguez ha insistido en que España tiene mucho potencial por su situación climática, las condiciones de las costas, fluviales o de aguas embalsadas, por la capacidad de innovación y por ser uno de los mercados "más ambicionados por sus competidores" por el alto consumo de pescado.

    Sin embargo, ha reconocido que la acuicultura está "estancada" y aunque ha mejorado su imagen aún no ha conseguido el crecimiento deseado.

    Para este plan, el Gobierno ha iniciado grupos de trabajo con las comunidades autónomas y las organizaciones representativas de los acuicultores, con vistas a presentar a la Comisión Europea (CE) un proyecto definitivo a finales de 2013.

Demasiadas trabas administrativas


    El director gerente de la Fundación OESA, Javier Remiro, ha explicado que entre las "debilidades" del sector figuran los problemas para el emplazamiento de las granjas, la necesidad de optimizar los piensos para el pescado o las trabas administrativas.

    Entre las "fortalezas", la variedad de productos españoles de la acuicultura -más de 40 especies-, la calidad y su valor como actividad generadora de empleo en las zonas rurales y litorales, ha añadido Remiro.

    Las patronales de acuicultura Apromar (acuicultura marina), Aquapiscis (agua dulce), Esaqua (agua dulce) y productores de mejillones han pedido que objetivos "más ambiciosos" que los previstos para 2030 y más medidas para potenciar la competitividad.