El Gobierno aprueba el Plan Hidrológico del Tajo, uno de los más complejos

0
0

EFE.- Se trata del río más largo de la Península Ibérica, con 1.100 kilómetros, de los que más de 850 kilómetros discurren por España, en cuyo recorrido atraviesa doce provincias de cinco Comunidades Autónomas: Aragón, Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura.

Con el del Tajo ya son 15 los planes hidrológicos aprobados por el actual Ejecutivo en poco más de dos años, y ya sólo queda pendiente de aprobación el de los ríos Segura y Júcar.

De acuerdo con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el Plan del Tajo es el resultado de un trabajo “serio, comprometido y de diálogo con todas las partes implicadas”.

Prueba de ello, señala la fuente, es que el documento definitivo recoge buena parte de las indicaciones contenidas en las más de 12.000 alegaciones y observaciones recibidas a lo largo del proceso de información pública.

Este texto recoge una serie de medidas para asegurar los abastecimientos urbano-industriales de la cuenca, especialmente de las grandes concentraciones de población, entre las que se encuentran la Comunidad de Madrid y la provincia de Toledo, así como el mantenimiento y modernización de las zonas de regadío.

Además, se marca como objetivo conseguir que en 2027 el 92 % de las masas de agua de la cuenca alcancen el buen estado ecológico, conforme a la Directiva Marco.

Para ello, propone llevar a cabo un tratamiento más avanzado de las aguas residuales de las principales concentraciones urbanas, así como mantener los niveles y flujos necesarios en los principales afluentes de la cuenca y en el eje del río Tajo a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina.

Define, asimismo, un régimen transitorio para incrementar, de forma paulatina, los volúmenes mínimos de agua que deberán tener almacenados los embalses de cabecera (Entrepeñas y Buendía) para dar respuesta a las demandas de abastecimiento y riego de la cuenca.

El volumen mínimo se incrementará desde los 240 hm3 actuales a los 400 hm3 en un plazo máximo de cinco años.

El Plan contempla, además, unas inversiones de más de 6.100 millones de euros a financiar por todas las administraciones, para alcanzar los objetivos propuestos en el Programa de medidas.

Del total de la inversión, cerca de 3.500 millones de euros se destinan al cumplimiento de los objetivos ambientales, esencialmente mediante actuaciones de saneamiento y depuración de las aguas residuales urbanas.

Casi 2.500 millones de euros más se dirigen a la satisfacción de las demandas, con acciones preferentemente orientadas a la construcción de nuevas infraestructuras de regulación y la mejora en la atención de los regadíos, por último contempla una inversión de 170 millones de euros en actuaciones para la mejora del conocimiento y la gobernanza.

Un Plan Hidrológico es el elemento básico de gestión de esta demarcación hidrográfica, y tiene como principal objetivo conseguir el buen estado de las aguas y la adecuada protección del dominio público hidráulico.

Marca, asimismo, las pautas para atender las demandas de agua, respetando el equilibrio y la armonización del desarrollo regional y sectorial.