El gobierno de EE.UU. moviliza ayuda para California debido a la sequía

0
4

EFE.- Con una producción agrícola valorada en 44.600 millones de dólares anuales, California genera la mitad de las frutas y verduras de Estados Unidos, pero este es el tercer año de la sequía más grave y prolongada de la que se tenga registro.

"La agricultura de California es importante para todo el país ya que provee una extraordinaria variedad de cosechas", dijo en una teleconferencia el secretario de Agricultura de EE.UU., Tom Vilsack.

"Esta no sólo proporciona empleos en las granjas de California, sino que también sustenta empleos en todo el país", añadió el funcionario al anunciar la asignación inmediata de 20 millones de dólares de fondos federales para mitigar la sequía.

La sequedad no afecta de manera pareja a todo el Estado y el impacto más grande es en el Valle Central, donde un tercio de los empleos está vinculado con la producción agropecuaria.

La escasez de agua obligó a los agricultores a dejar los campos en barbecho, y el efecto se extiende a los trabajadores en las plantas de procesamiento de alimentos, los camioneros, los vendedores de fertilizantes y pesticidas, y los proveedores de tractores y equipos de irrigación.

Vilsack sostuvo que en California hay un "reto doble: por un lado la escasez de mano de obra por la falta de una reforma de la ley de inmigración, y por otro lado el cambio climático que ha contribuido a esta sequía prolongada".

Los fondos, que Vilsack describió como "un primer paso en una serie de medidas que tomará el Gobierno Federal", se usarán para mejorar la eficiencia de la irrigación y apoyar a las instalaciones de almacenamiento de agua en la distribución del líquido.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el 17 de enero una emergencia por la aridez, y a finales del mes pasado los embalses de reserva de agua estaban en un 61 por ciento de su promedio.

El representante demócrata por California, Jim Costas, dijo en la misma teleconferencia que la acumulación de nieve en las montañas está al 50 por ciento de su promedio.

"Todos rezamos para que llueva, pero necesitamos la ayuda hoy", dijo Costas.

La precipitación pluvial promedio en California el año pasado fue de 180 milímetros, la más baja desde 1895, y el Servicio Meteorológico Nacional ha indicado que las condiciones áridas podrían continuar durante todo 2014.

El Estado de California recibe la mayor parte de sus lluvias anuales en diciembre, enero y febrero, que es cuando los cultivos están durmiendo o todavía han de ser sembrados.