El Gobierno descarta la caza en los Parques Nacionales, incluido Guadarrama

0
7

   "Ha sido una tramitación larga en la que se han implicado las dos comunidades y en la que el Gobierno ha hecho un esfuerzo de coordinación entre ellas".

    Además ha declarado que la figura de Parque Nacional ha evolucionado ya que no solo se protegen sino que se divulgan los valores para que la sociedad pueda conocerlos y ser aliada en la protección medioambiental.

    El CAMA, al que están convocados  representantes de las organizaciones ecologistas, sindicales, empresariales y agrarias, así como cofradías de pescadores y asociaciones de consumidores, estudiará los anteproyectos de Ley de Parques Nacionales y el de Evaluación Ambiental.

    En cuanto a la futura ley de Evaluación Ambiental, Ramos ha señalado que trata de mejorar los procedimientos de evaluación ambiental ya que durante la legislatura pasada los retrasos acumulados tenían una duración media de unos tres años y esa situación no beneficiaba a nadie.

    "Es una ley de procedimientos en la que no cambian las condiciones de fondo ni las reglas de la evaluación y solo busca ser más eficaz protegiendo a la vez a los actores más interesados: la sociedad y el medioambiente".

Cambio en el Congreso sobre los usos del Guadarrama


    Precisamente,
PP y el PSOE han anunciado este jueves día 14 en el Congreso que no apoyarán la enmienda sobre los aprovechamientos tradicionales en la Sierra de Guadarrama, que sí suscribieron en el Senado, durante la votación final del Proyecto de Ley que convertirá este ecosistema en Parque Nacional.

    La posibilidad de que esta enmienda abra la puerta a la actividad cinegética dentro del futuro parque ha sido una de las razones esgrimidas por el diputado socialista Juan Luis Gordo para anunciar el cambio de la posición de su grupo.

    Ante este anuncio, la diputada del Grupo Popular, Teresa Lara, ha afirmado que ellos tampoco votarán la enmienda para no "darles la coartada" y han asegurado que la nueva ley prohíbe expresamente la caza.

    Esta enmienda, la única introducida en el pleno de la Cámara Alta la pasada semana, postergó la aprobación del Parque Nacional y provocó que el texto volviera  al Congreso.