El Gobierno eleva a 22.722 millones la renta agraria de 2012, un 2,4% más

0
9

   La producción vegetal aumentó en valor un 1 debido a un incremento de un 9,1% en los precios, variación que ha sido compensada por el descenso de un 7,4 % en la cantidades producidas.

    Aumento generalizado de precios, como vino y mosto (39,2%), plantas  forrajeras (19%), cereales (14,5 %), patata (14%), hortalizas (6,5%), aceite de oliva (4,4%) y frutas (1,3%).

   Se registró un descenso generalizado en los volúmenes producidos, como plantas industriales (-25%), cereales (-19,8%), vino y mosto (-14,4%), patata (-10,7%) y frutas (-10,3%), mientras que subieron en el caso de las hortalizas (+3,2%).

    Creció un 10% del valor de la producción animal, debido principalmente a una evolución al alza del los precios, que experimentan un incremento del 9,2%.

    Destacó el aumento de los precios de los huevos (46,2%), bovino (9,4%), porcino (8,9%), aves (8,4%), equino (8%) y ovino y caprino (1,6%) mientras que, en volumen, crecieron en un 0,8 % en la producción animal de media, caso del porcino (2,7%) y leche (2,6%); equino (38,2%), según el Ministerio.

    Comportamiento opuesto tuvieron las cantidades producidas de huevos (-6,1 %), ovino-caprino (-6,1%) y bovino (-1,6%).

  El importe estimado de consumos intermedios en 2012 ascendió a 21.247,7 millones de euros, cifra que representa un incremento del 6,4% respecto al consumo registrado en 2011.

    La evolución en cantidades y precios ha sido opuesta, con un incremento en precios de un 6,8% y un descenso en volúmenes consumidos de un -0,4%. Se produce un aumento generalizado en los precios de todos los consumos intermedios: piensos (9,8%), energía y lubricantes (7,8%), fertilizantes (5%), semillas y plantones (5,2%), otros bienes y servicios (4,8%), servicios agrícolas (2,7%), servicios de intermediación financiera (1,1%) y fitosanitarios (0,9%).

    En cuanto a volúmenes consumidos, descienden: servicios de intermediación financiera (-7,1%) y piensos (-1,6%). Por el contrario se registran aumentos en fertilizantes (3,8%), mantenimiento de material (1,3%), servicios agrícolas (1%) y gastos veterinarios (0,8%). En términos constantes por Unidad de Trabajo Anual (UTA), la renta agraria creció un 3,9% y se situó en 25.783,3 millones.