El Gobierno implantará la liquidación directa de cuotas en empresas agrarias en 2015

0
4

      Según ha precisado, los principales problemas detectados en las cotizaciones de las empresas tienen que ver "fundamentalmente" con la "falta de una información correcta suministrada por el empresario, tanto en su contenido como en los plazos", así como en lo referente a la Incapacidad Temporal (IT), según señala Europa Press.

   Sobre esta última cuestión, Burgos ha indicado que las incidencias relacionadas con la IT han servido para introducir mejoras en la ley de reforma de las mutuas y ha avanzado que se están diseñando protocolos consensuados entre el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), la Tesorería de la Seguridad Social y las propias mutuas para intercambiar información sobre altas y bajas sobre IT.

   Toda esta batería de avances, permitirá, según ha dicho, un "importante ahorro" en la gestión de las prestaciones por IT, que mueven al año unos 1.100 millones de euros. Si bien, ha querido dejar claro que ello "no será en demérito de las prestaciones".

   Dicho esto, el secretario de Estado de Seguridad Social ha asegurado que esta primera prueba del nuevo modelo de liquidación de cuotas está arrojando un balance "enormemente positivo", a la vista de que la corrección en los borradores que transmiten las empresas alcanza casi el 100%.

Implantación del nuevo sistema

   Burgos ha recordado que el modelo que se prevé implantar supone cambiar el actual sistema de autoliquidación, en el que son las empresas las que dan parte a la Seguridad Social de la liquidación de las cuotas sociales, a otro por el que trasladarán información que la Tesorería General de la Seguridad Social completará con otras fuentes para realizar en su lugar la liquidación de dichas cuotas.

   Según Burgos, ello implicará un mayor control a priori de los posibles errores que se podían venir produciendo en las liquidaciones por la complejidad a la que se enfrentaban las empresas en este procedimiento o por falta de información, así como de los casos de fraude.

   Al mismo tiempo, la Tesorería se encargará de que las empresas se beneficien de todas las bonificaciones a las que las empresas tienen derecho y que en ocasiones desconocen. El nuevo modelo permitirá también un gran ahorro procedente de la supresión de trámites administrativos, que Burgos ha estimado en un 134 millones de euros.

   En cuanto al momento en el que la liquidación directa de cuotas se extenderá al resto de las empresas –1,4 millones de empresas y 13 millones de trabajadores–, Burgos ha explicado que se hará una vez aprobado el proyecto de Ley que se encuentra ahora en trámite parlamentario y cuando se haya realizado todo el desarrollo legal posterior, siempre de forma paulatina "provincia por provincia" y dando tres meses a las empresas para que se familiaricen con este modelo y abandonen la autoliquidación.

   Además, primero se extenderá al Régimen General y posteriormente al Agrario y al del Mar, quedando excluidos autónomos (RETA) y empleadas del hogar, por su especiales características. Todo el procedimiento podría estar completado en mayo de 2015.

(Foto: Europa Press)