El Gobierno insiste en habrá 35.705 millones en ayudas directas y 8.291 en desarrollo rural

0
3

    En este sentido, ha recordado que las ayudas directas a agricultores y ganaderos procedentes de la UE “representan, de media, entre el 25% y el 30% del conjunto de las rentas de las explotaciones españolas y, para algunos cultivos, llega a representar incluso el 40%”.

    También se ha referido al acuerdo alcanzado por los ministros de Agricultura de la UE el pasado 19 de marzo, que, en lo relativo a los pagos directos, supuso conseguir que se limitara la superficie potencialmente elegible a la declarada en 2011 “evitando la dilución desproporcionada de los importes unitarios de ayuda”.

El ‘greening’ no será tan duro

    Otros puntos del acuerdo destacados por la Secretaria General han sido los relativos a la eliminación de la obligatoriedad de que en 2019 hubiera un mínimo importe de ayudas o “tasa plana”; y la flexibilización del componente verde. ”Las condiciones para el cumplimiento del greeening, ha señalado García Tejerina, no serán tan duras como propuso la Comisión. Se han introducido modificaciones para considerar superficies de interés ecológico las de cultivos leñosos con menos de 250 árboles por hectárea”. A este respecto, ha recordado que ese tipo de plantación representa el 71% en olivar y el 60% de los árboles de frutos de cáscara que hay en España.

    En cuanto a los pagos directos, la secretaria general ha resaltado la posibilidad de que los Estados miembros puedan aplicar, de oficio, el régimen simplificado para pequeños agricultores, cuyos importes de ayuda estén comprendidos entre los 500 y los 1.000 euros.

Mejoras en el marco de los trílogos

    García Tejerina ha planteado también las cuestiones a mejorar en el marco de los trílogos. “Como nuestro Ministerio no se caracteriza precisamente por ser conformista, apreciamos que hay una nueva oportunidad para mejorar algunos aspectos”, ha indicado la secretaria general.

    Por ello, ha señalado que se tratará de introducir una serie de enmiendas, que han sido aprobadas por el Parlamento, para facilitar la aplicación de la reforma en el sector de la ganadería sin tierras. Estas enmiendas estarán orientadas a conseguir que se pueda conceder un apoyo a los titulares de derechos especiales, independientemente de que dispongan o no de base territorial, y que se pueda conceder un apoyo acoplado a los ganaderos que no sean propietarios de la mayor parte de las tierras que explotan.

    En cuanto al sector del vino, García Tejerina ha apuntado que, puesto que España es el único país que optó por desacoplar parte del sobre del sector, con posibilidad de devolverlo de nuevo al programa de apoyo, “habrá que analizar los ajustes técnicos para determinar la nueva asignación de derechos y hacer bien el proceso de convergencia”. Además, ha añadido, se defenderán las enmiendas que permitan acciones de promoción del vino dentro de la UE y las inversiones en terceros países.

    Para el sector de frutas y hortalizas, la secretaria general ha explicado que se tratará de mejorar el régimen de precio de entrada y recuperar la referencia al “valor de importación a tanto alzado” y la garantía automática.

    De la misma manera, García Tejerina ha planteado mejoras para la red de seguridad señalando, en concreto, la posibilidad de introducir el queso dentro de los productos elegibles para el almacenamiento privado y, por otro lado, la revisión de los precios de referencia que desencadenan las medidas de la red.

Cooperativismo y mejora de la cadena alimentaria

    García Tejerina ha expuesto también en este encuentro las actuaciones del Ministerio en apoyo del sector agroalimentario, entre las que ha citado la Ley de fomento de la integración cooperativa, o la de mejora de funcionamiento de la cadena alimentaria. También se ha referido al programa nacional de innovación e investigación del sector agroalimentario, destinado a “promover un sector agrícola productivo, que utilice los recursos de manera eficiente, que sea respetuoso con el medio ambiente y establezca vínculos entre los conocimientos y las tecnologías punteras y los productores, las empresas y los servicios de asesoramiento”.

    Mención aparte han merecido los nuevos proyectos del Ministerio, entre los que ha citado la Estrategia “Más alimento, menos desperdicio”, el Plan de diversificación económica del medio rural, la modificación de la Ley de Desarrollo Sostenible del medio rural y de la Ley de Montes, o el anteproyecto de ley de denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas de ámbito supra-autonómico.