El Gobierno investiga 153 casos de venta de aceite y leche a un precio anormalmente bajo

0
4

      La ministra ha recordado que el aceite de oliva y la leche son dos de los artículos más habituales que se emplean como "producto reclamo", es decir, como alimentos baratos para "captar" o "enganchar" al comprador.

      García Tejerina y las asociaciones de la distribución han analizado el primer aniversario de la Ley de Medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria. Al encuentro han asistido responsables de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS) y la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES).

     La ministra ha explicado que, a partir de la detección de las referencias de aceite y de leche, el Ministerio y la AICA examinarán "cuál es la razón" de esos precios anormalmente reducidos y observar si existen comportamientos sancionables o no. "Si no hay conductas sancionables, se les retirará la vigilancia", ha añadido.

La AICA tendrá una línea específica de trabajo con el aceite y la leche


      La AICA, "pilar" de la nueva Ley para mejorar las relaciones entre los sectores de la cadena alimentaria, ha abierto ya 1.800 expedientes para ver si hay prácticas abusivas y, en concreto, tiene una línea específica para aceite y leche, según García Tejerina.

     Por otra parte, la ministra ha afirmado que espera que el Código de Buenas Prácticas de las empresas alimentarias, que deben consensuar todos los "eslabones" del sector (agricultores, industria y distribución), esté listo en marzo.

     El día 9 se celebrará una reunión con los representantes de los sectores y, a partir de ahí, la ministra espera que salga un acuerdo definitivo, de manera que el Código esté regulado y publicado en marzo; este documento será voluntario para las empresas.

"Todos somos una parte de la cadena y debemos contribuir al desarrollo del sector"


     La ministra ha apuntado que el Gobierno está dispuesto a utilizar todos los instrumentos que incluye la ley para que no se cometan prácticas abusivas en las relaciones entre productores, industria y supermercados.
Sin embargo, ha confiado en su cumplimiento y en que la regulación sea "más disuasoria que sancionadora".

      García Tejerina ha destacado que en estos tres años se ha conseguido que, cada vez más, todos nos sintamos una única parte”. Para la ministra, la cadena funcionará mejor en cuanto la entendamos que “todos somos partes de la cadena y debemos contribuir al desarrollo del conjunto del sector”. 

     Por último, la ministra ha comentado que, a partir del Observatorio de la Cadena Alimentaria “vamos a ir conociendo entre todos como funciona esta cadena, dónde están los problemas y, a partir de este mejor conocimiento, poder adoptar las soluciones adecuadas”. Este Observatorio está ya constituido y sólo resta conocer los vocales de las distintas organizaciones que lo componen para, a la mayor brevedad, convocarlo y comenzar a trabajar.