El Gobierno presentará antes de septiembre su proyecto de reforma de pensiones

0
8

   En su intervención, Báñez ha elogiado el trabajo "serio y robusto" del grupo de expertos y ha recordado el proceso de diálogo abierto después en la comisión del Pacto de Toledo y con los agentes sociales.

    Después de esa fase, el próximo paso será la aprobación del proyecto de ley que, tal como ha avanzado, se remitirá a las Cortes antes de septiembre para que se siga debatiendo allí la propuesta hasta final de año.

    La ministra confía en que del debate salga un sistema de pensiones que garantice la sostenibilidad del modelo hoy, y también asegure unas prestaciones "dignas y suficientes" para las generaciones futuras.

    Para lograrlo, ha invitado al "consenso" en el factor de sostenibilidad, una fórmula que, a su juicio, es "inocua" y "compatible" con las decisiones políticas que se puedan adoptar en cada momento.

Un refuerzo y un modelo de anticiparse a necesidades futuras


    Según dice, este factor es un "refuerzo" para el modelo público de pensiones, que después de las sucesivas reformas, aún tiene camino por recorrer para anticiparse a las necesidades futuras.

    La ministra ha insistido en la importancia de anticiparse y ha puesto el ejemplo del fondo de reserva, creado en 1997 y que no se había utilizado hasta ahora.

    Este fondo de reserva permitió hacer frente en 2012 a parte del pago de la nómina de las pensiones, tomando 4.680 millones del fondo de previsión de las mutuas y 7.003 millones del fondo de reserva, "escasamente" un 5 % del fondo, ha matizado Báñez, quien ha recalcado que "está para eso", para pagar las prestaciones en situaciones difíciles como la actual, en la que se han perdido 3 millones de cotizantes.

    También se ha vuelto a disponer de 3.500 millones de euros de ese fondo este mes de julio.

    Aun así, la ministra ha destacado que sigue quedando "un gran colchón", aunque piensa que no por eso se puede caer en la "inacción" y cree que cada euro utilizado del fondo de reserva debe ser un "incentivo" para avanzar en las reformas que garanticen la sostenibilidad futura.

    "El uso del fondo de reserva nos da tiempo para actuar, pero no puede invitarnos a quedarnos pasivos", ha apostillado Báñez, quien ha advertido de que la cifra de pensionistas aumentará un 70% hasta 2046, pasando de 9 a 15 millones de beneficiarios.

     En la actualidad, el gasto mensual en pensiones contributivas es de 7.732 millones de euros, un 5% más que en 2012, y la nómina anual de pensiones asciende a 108.000 millones de euros, frente a 62.000 millones en 2003.

    Pese a ello, la ministra ha cerrado su intervención con un mensaje de "tranquilidad" a los pensionistas ya que, "por mucho que algunos quieran decir lo contrario", no se van a bajar las pensiones y se van a subir a medio y largo plazo.