El Gobierno realizará sus propias investigaciones de oficio en la cadena alimentaria

0
6

      Según ha explicado Herrero, la Agencia de Información y Control Alimentarios se creó con el fin de controlar el cumplimiento de la ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, en lo que respecta a las relaciones comerciales entre los operadores de la cadena alimentaria, tanto agricultores y ganaderos como fabricantes de alimentos y bebidas, y distribuidores.

    También ha recalcado que la ley para mejorar la cadena alimentaria ha favorecido un cambio en las reglas de juego en lo que respecta a las relaciones comerciales, y establece un régimen sancionador propio.

Habrá sanciones tras investigar las denuncias o por actuación de oficio

      En este sentido, Herrero ha puntualizado que AICA tiene capacidad para proponer sanciones, y que sus actuaciones de inspección se realizan bien por denuncias que se presenten o mediante oficio, a través de su Plan de Control, que precisamente contiene las directrices y líneas de trabajo para llevar a cabo las inspecciones de oficio que AICA desarrollará en los próximos meses.

     Asimismo, el director de AICA ha indicado que la Agencia iniciará e instruirá el procedimiento sancionador si detecta que se ha cometido alguna de las infracciones determinadas en la ley. Al mismo tiempo, “colaborará con otras instituciones, dando traslado de sus investigaciones a la autoridad competente, si detecta infracciones aotras normas, como la venta a pérdidas”, ha aclarado.

     Por lo demás, José Miguel Herrero ha destacado la importancia del intercambio de información con el sector para cumplir mejor con sus objetivos. A este respecto, el director de AICA ha pedido la colaboración del sector en la denuncia de las malas prácticas y los incumplimientos de la ley. “De esta forma, AICA podrá actuar con la máxima efectividad y agilidad posible”, ha completado.

Abierto a la colaboración de todos los sectores

     Por otra parte, Herrero ha recalcado que AICA vela por los intereses de todos los agentes que intervienen en la cadena alimentaria. Según ha recalcado herrero, “AICA tiene las puertas abiertas a la participación de todos los sectores, ofreciendo soluciones a los problemas que se detectan”.

     En este marco de actuación, Herrero ha hecho hincapié en la confidencialidad de AICA en la gestión de la información y en los procesos de investigación.

     En relación con el anteproyecto de ley de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas de ámbito supra-autonómico, José Miguel Herrero ha destacado que AICA realizará el control oficial cuando recaiga en su totalidad (inicio, instrucción y resolución de expedientes) en el Ministerio de Agricultura.

       Este control se realizará, no obstante, en estrecha colaboración con las nuevas corporaciones de derecho público previstas en el citado anteproyecto de ley.

Satisfación de ARAG-ASAJA con la nueva ley

     El presidente de ARAG-ASAJA, Javier Rubio, ha valorado positivamente tanto la entrada en vigor de la Ley, como la puesta en marcha del órgano que garantice su cumplimiento, ya que “supone un punto de partida trascendental en la regularización de la cadena alimentaria, donde los más débiles seguimos siendo los agricultores, quedando frecuentemente a expensas de las decisiones de los grandes distribuidores”.

    Javier Rubio ha expresado su deseo por que los efectos de esta Ley de Cadena Alimentaria satisfagan una reivindicación histórica del sector agrario, “ya que siempre hemos considerado que el buen funcionamiento de la cadena resulta trascendental para asegurar un valor añadido sostenible que garantice la competitividad de los operadores y beneficie también a los consumidores”.