El Govern destina 640.000 € a la lucha contra la mosca negra en el Ebro

0
16

EFE.- Este convenio, que se enmarca dentro del protocolo de intenciones firmado en diciembre de 2011 entre la Generalitat, la Diputación de Tarragona y el Code, permite llevar a cabo acciones conjuntas de prospección y tratamientos larvicidas en el río Ebro con el fin de evitar la proliferación de este insecto.

Así se pueden llevar a cabo periódicamente las prospecciones y tratamientos larvicidas de las zonas afectadas del río Ebro, tanto en su paso por las comarcas de Tarragona, Baix Ebre, Montsià, como la parte baja del río Segre y Cinca, informa la delegación del Govern en las Tierras del Ebro.

Los datos obtenidos en las Áreas Básicas de Salud de la Región Sanitaria de las Tierras del Ebro demuestran que se ha estabilizado el número de asistencias por picaduras de mosca negra en el 2012.

Concretamente, han sido 3.756 las asistencias, una cantidad similar a la del año 2011, con una única variación en el ligero incremento en la comarca del Baix Ebre, de un 6 % aproximadamente, y una disminución en la Ribera d’Ebre de un 5 %.

En cambio, los datos se mantienen estables en el Montsià y la Terra Alta.

En este sentido, el director territorial de Salud, Albert Gómez, considera que "las medidas aplicadas de contención de la plaga de la mosca negra son bastante adecuadas si tenemos en cuenta la progresiva estabilización de los datos del número de asistencias por picaduras".

En el transcurso del año pasado, el Code efectuó siete fumigaciones en la parte del Ebro catalán, en las que se aplicó un volumen de unos 15.000 litros de BTI.

El protocolo de los trabajos se basa en la realización de una prospección previa al tratamiento para determinar la densidad de larvas de mosca negra y estimar la necesidad de aplicación de un tratamiento.

Posteriormente, en su caso, se aplica el producto BTI y, finalmente, se realiza una segunda prospección para determinar su efectividad.

Estos tratamientos se realizaron con unos caudales que oscilaban entre un mínimo de 96 m3/s y un máximo de 204 m3/s, ya que con la concentración de BTI obtenida se logró una eficacia del 93 % de media de todos los tratamientos.