El Govern reagrupa los rebaños para evitar los ataques del oso pardo del Pirineo

0
10

      Hasta el año 2012, el programa se desarrolló en el sector de los valles de Àneu, pero en 2013 el programa ya se amplió al valle de Cardós debido a la presencia habitual de la especie en estos lugares. Este 2014 se continúan agrupando en los valles de Àneu (700 ovejas) y en el de Cardós (2 rebaños de 1.100 y 800 ovejas).

     En este último, se ha incorporado el único rebaño existente en el valle Farrera, con lo cual este año se amplía la protección también en el tercer gran valle de cabecera del Parque. El Departamento contrata tres pastores y dos ayudantes que apoyarán a la vigilancia de los rebaños.

     El programa permitió el año pasado reducir el número de bajas a los rebaños de ovino durante la temporada de pasto de verano, que sólo sufrieron dos ataques de oso pardo, con un resultado de dos ovejas muertas, para las cuales se tramitó la correspondiente indemnización.