El granizo vuelve a dañar la cereza y arrasa un 25% de la uva de mesa

0
13

ASAJA.- El temporal registrado ayer de pedrisco ha provocado daños en distintos cultivos de la provincia de Alicante. Aunque ha sido desigual, hay parcelas en las que el daño ocasionado llega al 100%, por lo que la campaña no podrá culminarse.

En la Marina Alta especialmente perjudicado se ha visto la uva de vino. En municipios como Gata de Gorgos hay parcelas que perderán todo el fruto. También en esta comarca se contabilizan algunos daños, en uva de mesa y cítricos.

En el Alto y Medio Vinalopó, hay zonas en las que el granizo ha sido especialmente intenso como en Villena. Los cultivos más afectados se encuentran en paraje de la Encina, hacia Yecla y la zona de Las Virtudes. En esta zona ASAJA Alicante ha recibido partes de siniestro de uva de vino, frutales como manzana, cereza (que ya arrastra daños por tormentas anteriores), hortalizas (especialmente zanahoria y patatas) y en menor medida, cereales.

El Medio Vinalopó ha registrado daños de importancia en parcelas de uva de mesa. Aunque la afección ha sido desigual, encontramos algunos terrenos en los que los daños alcanzan al 100% de la producción y los agricultores no podrán culminar esta campaña. En Novelda, por ejemplo, se estima que el 25% de su superficie presenta daños severos. En otro 25% del terreno los daños se sitúan entre el 40 y el 80%.Sólo un 25% no presenta ningún daño, mientras que en el resto, la afección oscila entre el 15 y el 30%.

La uva de mesa se encuentra ahora en periodo de cuaje por lo que todavía es pronto para valorar si la fruta afectada podrá o no recuperarse. Sin embargo, cuando la afección supera el 70% será muy difícil que no pierda el fruto.

En la Vega Baja, el terreno afectado por el pedrisco se localiza desde Orihuela a Torremendo. Los daños de nuevo vuelven a registrarse principalmente en cítricos, que, como en el caso de la cereza, ya arrastran mermas anteriores.

Esta campaña está siendo especialmente complicada por la frecuencia de las tormentas de lluvia, viento y pedrisco. Además, destaca un descenso en la contratación de seguros como consecuencia del encarecimiento de la franquicia del seguro por cobertura de lluvias y el elevado coste de las pólizas, que se debe a la supresión de las subvenciones nacionales. Por este motivo, muchos productores no podrán cubrir las pérdidas registradas. Este hecho y la variabilidad del tiempo, pone de manifiesto la conveniencia de contratar un seguro. Eso sí, con una entidad especializada que cuente con personal cualificado y pueda apoyar en las peritaciones. Así, podrán evitarse los riesgos y problemas que están teniendo los productores por contratar seguros agrarios con entidades financieras. ASAJA Alicante denuncia que muchos de ellos se están quedando sin poder percibir la indemnización que les correspondería por haber realizado la contratación del seguro.

Además, ASAJA Alicante está realizando gestiones para que se mantengas las subvenciones autonómicas y se recuperen las nacionales, ya que el sistema de seguros agrarios es la herramienta que permite a los agricultores y ganaderos afrontar las consecuencias de la adversa climatología.

Los técnicos de ASAJA Alicante se encuentran ahora acompañando a los agricultores en las tasaciones. Para poder agilizar las labores de tasación y valorar los daños es importante que se remitan los partes de siniestro con la mayor brevedad posible.

También destaca que los siniestros de cítricos que empiezan ahora a cuajar, deben renovar la póliza cuanto antes para que puedan contemplarse los daños. Existe un periodo de tiempo a tal efecto, que los agricultores pueden consultar en la sede de ASAJA Alicante – Jóvenes Agricultores.