El Grupo AN aumenta la facturación un 11% y alcanza los 672 millones de euros

0
7

    En un entorno económico muy complicado, en el que abundan los concursos de acreedores y cierres, se logró incrementar la plantilla de las empresas consolidadas un 8,15%, alcanzando la cifra global de 1.302 trabajadores. Igualmente, mejoró sustancialmente la situación patrimonial de la empresa, que suma más de 77 millones € de Recursos Propios y Asimilados (+14,2%) que permiten al Grupo AN autofinanciarse tanto las inversiones como las existencias de la matriz cooperativa. Solidez fundamental en estos momentos de crisis general en los que el Fondo de Maniobra ha pasado de 370.000 euros en 2009 a los más de 22 millones de euros actuales. Con todo, controlar riesgos, mejorar la competitividad, reducir costes y lograr márgenes industriales es vital.

    El ejercicio ha sido muy complicado, de máxima dificultad en la mayoría de las actividades de la empresa. La de mayor volumen, que hace del Grupo AN la mayor cooperativa cerealista de España con más de un millón de Tm, abrió el ejercicio con una cosecha muy corta en el verano de 2012, con producciones inferiores de hasta el 30% en Castilla y León, 50% en Aragón y 4% en Navarra debido a la sequía. Los precios, sin embargo, marcaron récords, alcanzando cifras desconocidas en los mercados con medias de 234 €/Tm la cebada de pienso y 257 €/Tm la de malta; 250 €/Tm el trigo de pienso y 262 €/Tm el panificable y 230 €/Tm el maíz.

   Ese incremento arrastró los precios del pienso que, si ya en los cereales fueron altos, tuvieron una materia prima más cara: subió por encima del 41% en soja, lo que dificultó todavía más la actividad ganadera, que se atendió desde Caceco con cifras récords de comercialización que superaron los 212 millones de kilos de pienso.

   La actividad avícola, que adelantó el acuerdo con el líder europeo LDC medio año ante la satisfacción de las partes (de manera que desde febrero las plantas de Ávila y Mélida, desde las que se comercializan 150.000 pollos diarios, tienen gestión única), a pesar de los esfuerzos internos para reducir costes,  no pudo trasladar las subidas al mercado debido a la sobreoferta que, sin márgenes, llevó la presentación de constantes concursos de acreedores y cierres de matadero. Entorno en el que AN Avícola de Mélida aumentó la facturación hasta los 137 millones de euros a pesar de retroceder el consumo debido a la crisis general que afectó también a la mayoría de las actividades. 

   Frutas y Hortalizas (150.000 Tm.) también tuvo campaña escasa, al contrario que cereales que padeció la sequía del invierno de 2011 y primavera de 2012, por las abundantes lluvias del invierno de 2012 y primavera de 2013, a las que se sumaron las bajas temperaturas y pedregadas. La escasez de producto llevó al aumento de precios en el mercado de fresco (manzanas, peras, espárragos, crucíferas…) devolviendo márgenes a los productores, sin incidencia en la industria por regirse por contratos previos a las cosechas y partir con muchos stocks. No obstante, 4ª gama tuvo un crecimiento muy importante y entró en rentabilidad.

   La crisis general afectó a los suministros, aunque Fertilizantes del Grupo AN (165.000 Tm.)  creció un 8,5%, Fitosanitarios un 20%, creciendo también la sección de Semillas. Las gasolineras, según el propio sector, redujeron el consumo en España un 25%.?AN Energéticos sólo bajó un 6% debido a la apertura de nuevas instalaciones. También se redujeron las primas de seguros agrarios, con menos subvenciones, si bien la Correduría de Seguros del Grupo AN aumentó las pólizas un 8%; y en seguros generales incrementó las pólizas un 10,6% y las primas un 12,57%.

    Creció también Repuestos hasta casi los 9 millones de euros, gracias a sistemas de riego y productos de campañas agrarias, ya que cayeron las ventas de ferretería general, hogar y bricolaje. Crecimientos todos ellos que se explican por ese entorno de retracción del consumo en la incorporación de nuevas cooperativas como socias del Grupo AN.

Más facturación y socios

    En ese difícil entorno, partiendo siempre de la seguridad total en las ventas para las cooperativas socias que se logró sin fallidos comerciales, el Grupo AN incrementa la facturación el 11,2%, hasta los 672 millones de euros, de los que 622,6 están ya consolidados en balance. Lo hace por dos razones fundamentales.
 
   La inclusión de nuevas empresas en la consolidación, con especial influencia de AN Energéticos en la facturación. Y la incorporación de nuevas y grandes cooperativas al Grupo AN, en estos momentos de dificultad, atraídos por la seguridad comercial que proporciona a los socios desde la libertad de elegir cada año en qué actividades quieren participar sin perder, en ningún momento, la independencia de la cooperativa de base.

    Algunas de las últimas cooperativas en incorporarse, además de ampliar la zona de implantación del Grupo AN a Castilla -La Mancha, tienen grandes volúmenes, hasta el punto de que por ejemplo una de Ciudad Real produce unos 80 millones de kilos de uva (más que toda la D.O. Navarra) y otra de Guadalajara unos 100 millones de kilos de cereal. A ellas se han sumado otras cooperativas de Aragón (Jaca), Zamora y Soria.

Mejoran resultados y rentas

    La reducción de márgenes, sobre todo en las actividades industriales que no pudieron repercutir los mayores costes al precio del mercado, se compensó con las plusvalías que se generaron con el acuerdo alcanzado con el líder avícola francés LDC y las ventas que se hicieron en su día de las estructuras de porcino -Matadero de Cinco Villas, en Ejea-. 

    De esta manera, el Grupo AN logró generar casi 11 millones de euros de recursos, con un Cash-Flow (beneficios más amortizaciones) de 10,99 millones de euros (+7,35%). El beneficio neto consolidado fue de 6,4 millones de euros, con un ligero crecimiento en el difícil entorno económico descrito del 3,2%. Beneficio que permite pagar a los títulos participativos de 1.000 euros amortizables a tres años el máximo variable previsto en función de los resultados, con un interés medio del 4,74% y a los de 10.000 euros con vencimientos a los 6, 7 y 8 años del 5,46%.

    Como los títulos, además del variable en función de beneficio consolidado del Grupo AN  tienen un fijo garantizado del euríbor del primer día del año más un tope, y el euríbor pasó del 1,9% en 2012 al 0,5% en 2013, la Asamblea ha aprobado a propuesta del Consejo Rector incrementar el tope del variable por resultados para los títulos de 1.000 euros del 3 al 3,5%, lo que dará más remuneración en una suscripción que se prorroga tres años más y cogerá como referencia el euríbor del 1 de julio, primer día del ejercicio.

Autofinanciación

     Mejora también sustancialmente la situación patrimonial de la empresa. Los Fondos Propios y Asimilados tienen un crecimiento del 14,2% al pasar de 67,5 a 77,14 millones de euros, cifra que subiría  hasta los 79,5 millones de euros si se consideraran también el fondo de Educación y Promoción y los Pasivos por impuesto diferido. En el periodo de crisis, desde 2009, el Grupo AN ha pasado de un Fondo de Maniobra de 370.000 euros a los más de 22 millones de euros de la actualidad.

     La situación patrimonial permite acometer las inversiones desde la autofinanciación, además de financiar también con fondos propios las existencias de la matriz. Igualmente, en estos momentos de crisis general en los que se retrae el crédito, cuando no se niega, acceder al mismo para circulantes en posición competitiva desde la solidez del balance.

Más empleo y retos

    Igualmente, cuando la destrucción de empleo lastra a la sociedad, el Grupo AN ha aumentado la plantilla. El empleo neto de las empresas consolidadas ha aumentado un 8,15% de forma que en el conjunto del Grupo AN la plantilla suma 1.302 trabajadores. Con todo, el reto principal de la empresa cooperativa sigue siendo dar seguridad comercial total a las ventas de los productos de sus socios.

   Para ello, se mantendrá el actual control de clientes, en una actividad comercial cada vez más complicada porque las aseguradoras reducen cada vez más el riesgo a muchas empresas que, por falta de liquidez y crédito, atraviesan especiales dificultades. A la par, las actividades industriales mantendrán el esfuerzo que vienen realizando para minimizar costes, aumentar la internacionalización (avícola comercializa ya pollos en Francia, Italia, Inglaterra e Irlanda), mejorar la competitividad y diferenciarse desde la innovación para satisfacer a los clientes y consumidores, siempre partiendo de la máxima calidad y seguridad alimentaria.

   En ese camino se espera y confía que nuevas Leyes, como la de Integración Cooperativa que establece la figura de la cooperativa prioritaria para modelos como el del Grupo AN -presencia en varias autonomías, gran facturación, compromiso…- y la de la Cadena Alimentaria, se desarrollen y ayuden a lograr los márgenes lógicos.

(Foto: Archivo)