El hongo “Mildiu” acaba con el 40% de la uva en la Sierra de Salamanca

0
45

EFE.- El cuarenta por ciento de la cosecha de la Denominación de Origen Protegida Vino Sierra de Salamanca, que aglutina al veintiséis municipios, se ha desbaratado debido a los voraces ataques del hongo "Mildiu".

Este dato se ha puesto de manifiesto en el día de hoy, durante las VI Jornadas de Vino de Calidad, celebradas en la población de Sequeros y organizadas por la Asociación de Viticultores de la Sierra de Salamanca.

Según ha explicado hoy a Efe el enólogo de esta denominación, Miquel Udina, "la gran cantidad de humedad entre mayo y junio, así como las temperaturas relativamente altas, han provocado que este hongo se encontrara en el medio ideal, por lo que ha llegado hasta los racimos".

Según los datos de esta Denominación de Origen Protegida, que abarca a una superficie total de 482 kilómetros cuadrados de la Sierra de Salamanca y la Sierra de Francia, en algunos pueblos de gran tradición vitivinícola como Sotoserrano este hongo ha acabado con el 80 por ciento de la cosecha de este año.

El ataque de este hongo se percibe, en un primer momento, en las hojas de la vid, que presentan "como unas manchas de aceite" y, más tarde, si no se toman medidas, llega al racimo y lo acaba secando.

Para acabar con este problema, esta denominación, en la que hay inscritos setenta viticultores, pondrá en marcha con vistas a la próxima campaña, lo que han denominado una Red de Avisos para el Mildiu.

Se trata de una estación meteorológica que, en función de la temperatura y la humedad, calculará el riesgo de presencia del hongo maligno y pondrá en alerta a los agricultores serranos.

Durante las jornadas, técnicos del ITACYL (Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León) han explicado a los viticultores la forma de prevenir la enfermedad denominada "Botritis", que pudre los racimos.

Los técnicos han aconsejado que, en años de mucha lluvia, hay que quitar las hojas cercanas a los racimos para que estos se aireen y no les entre esta enfermedad, conocida entre los profesionales como "pochedumbre gris".

Por la característica de la uva, la botritis afecta, sobre todo, a la variedad autóctona de la Sierra de Salamanca denominada Rufete.

Los responsables del ITACYL, para mejorar la selección de la uva autóctona de la Sierra de Francia han creado una viña experimental en el pueblo de Villanueva del Conde.

Según Miquel Udina, en esta parcelas experimentales se está realizando una "selección clonal" de la variedad Rufete con el fin de mejorar su calidad.

Una vez seleccionados los mejores clones, el ITACYL pone a disposición de los agricultores las cepas mejoras en sus viveros.

Esta misma técnica también la están utilizando para una variedad única en la Sierra de Francia, denominada "Verdejo Serrano" y descubierta en el año 2008, tras una serie de estudios genéticos.

Esta denominación, la más pequeña de la región, se caracteriza por unos suelos ácidos y pizarrosos y, en la actualidad, está formada por cinco grandes bodegas.

Según Miquel Udina, un bodeguero de La Rioja y otros dos empresarios de la zona pretenden en un futuro próximo construir bodegas para su posterior comercialización.

Uno de los problema históricos de los viñedos de esta zona ha sido el envejecimiento de su población y el consiguiente abandono.

Entre las prácticas más frecuentes de los viticultores que no pertenecen a la denominación figura la fabricación de vino de autor (el tradicional vino casero), en bodegas de más de cincuenta años y que utilizan para consumo propio y para venderlo a la gran cantidad de turistas que frecuentan estos pueblo del sur de Salamanca.