El trabajo diario que realizan científicos y ornitólogos en el Estrecho “es fundamental para la toma de decisiones” de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, dijo ayer su titular, José Fiscal, en la apertura oficial del III Congreso Internacional de Migración de Aves y Cambio Global, que se celebra hasta este miércoles 5 en Tarifa (Cádiz). El consejero señaló que “investigar, difundir y concienciar”, tarea de la Fundación Migres, organizadora del evento, son tres ejes de su departamento.

Un centenar de expertos en ornitología, cambio global y medio ambiente se dan cita en Tarifa desde esta mañana para conocer los últimos datos respecto a un fenómeno de la naturaleza que tiene una de las cinco principales sedes mundiales en Tarifa. Además del valor natural, el turismo de naturaleza, como indicó el consejero de Medio Ambiente, supone hoy en Andalucía uno de los nichos de empleo verde. Así, “se puede conquistar a ese sector decreciente de la sociedad que no atiende a razones morales ante lo ambiental, sino a las económicas”.

El cambio climático obligará a rediseñar los espacios protegidos, ya que habrá que especies que los desocupen

El presidente de la Fundación Migres, Miguel Ferrer, indicó cómo el Estrecho permite conocer con antelación respecto a los otros ‘puntos calientes’ del planeta los cambios que el cambio climático genera. Eso se debe a la gran diferencia ambiental entre los dos mares que separa.

Ferrer valoró en este que la Fundación trabaja para resolver conflictos ambientales, como el de la aparición de aerogeneradores o tendidos eléctricos, por ejemplo. El conocimiento adquirido desde la Fundación permite constatar que el cambio climático obligará a rediseñar los espacios protegidos, ya que habrá que especies que los desocupen; o considerar autóctonas a las foráneas que ya están quedándose a vivir en Andalucía, como varias especies de aves.

En el acto inaugural del Congreso Internacional de Migración de Aves, celebrado en el castillo de Tarifa, el alcalde de la localidad, Francisco Ruiz –biólogo de profesión-  recalcó la potencia del turismo natural local, dado el paso de aves, de cetáceos, y el parque natural que rodea a la villa. Y solicitó que el conocimiento científico se convierta en información a escala ciudadana, para que todos entiendan la magnitud del valor natural, y de los problemas.

Miguel González, responsable regional de Red Eléctrica Española (REE), uno de los patrocinadores del Congreso Internacional de Migración de Aves, comentó que el diseño de los tendidos se realiza siempre valorando su impacto ambiental. Es más, el objetivo es que el impacto, no sólo sea nulo, sino que mejore la red el estado ambiental del territorio.

El directivo de REE informó que el 35% de la energía que se genera en Andalucía de origen renovable, y anunció la voluntad de seguir colaborando con Fundación Migres, con quien inició su relación ayudando en la puesta a punto del Centro Internacional de Migración de Aves (CIMA), donde se realiza el congreso.

Cita internacional

Este Congreso Internacional de Migración de Aves acogerá entre el 3 y el 5 de septiembre a casi un centenar de inscritos, junto a participantes de todo el mundo, que disfrutarán de talleres, ponencias magistrales, y avistamientos, pues en esas fechas miles de ejemplares de numerosas especies de aves cruzan el cielo de Tarifa en dirección a África.

El último dato conocido, la semana pasada, cuando se está a mitad de campaña, revela que la migración de aves planeadoras (cigüeñas y rapaces) en su ruta hacia África alcanza unos números por encima de la media, con un total de 315.000 ejemplares han cruzado de momento el Estrecho, una vez completado el periodo reproductivo en Europa.

Los ornitólogos de la Fundación Migres realizan la campaña de conteo de este espectacular fenómeno de la naturaleza. Como es habitual, milanos negros (163.000) y cigüeñas blancas (124.000) son las especies más abundantes, seguidas del halcón abejero (20.000) que en estos días inicia su periodo de mayor presencia.

El evento de Tarifa supone una referencia para la comunidad científica internacional tras sus ediciones en 2007 y 2010, debido al nivel de los ponentes y a celebrarse in situ en uno de los puntos calientes de biodiversidad: el Estrecho de Gibraltar. Ambos factores contribuyen a que las investigaciones expuestas sean fundamentales para entender el mayor problema ambiental del planeta, el cambio climático.

La riqueza faunística –en especial aves, pero también marina- del lugar, permite allí disponer de un auténtico termómetro de la intensidad del cambio global, tan influido por el cambio climático. El Estrecho de Gibraltar constituye zona de paso obligado para más de 30 millones de aves de 380 especies diferentes que migran hacia África tras el periodo nupcial. La gran diversidad de aves, su movilidad y rápida capacidad para responder a los cambios ambientales, las sitúan como grandes indicadores del cambio climático, y el Estrecho se presenta como un observatorio privilegiado para detectar los efectos sobre la biodiversidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here