El fuerte viento que ha soplado este viernes 25 en la comarca leonesa de La Cabrera ha avivado las llamas del incendio declarado el pasado lunes en el municipio de Encinedo, que ha afectado ya una superficie superior a las 8.000 hectáreas y que ahora amenaza por su cercanía a la localidad de Robledo de Losada.

Así lo ha confirmado en declaraciones a Efe el alcalde de Truchas, Francisco Simón, desde el puesto de mando instalado en la comarca de La Cabrera para coordinar a todos los efectivos que luchan contra el fuego.

El fenómeno de inversión térmica, que acumula capas de aire caliente en la atmósfera, impide que el humo se disipe y los vuelos

Ante el avance de las llamas por culpa del viento y a pesar de que por la mañana se consiguieron estabilizar, los efectivos del operativo han tenido que desalojar, a causa del abundante humo, a una treintena de trabajadores de una pizarrera cercana a la localidad de Robledo de Losada.

Asimismo, también están cortadas en este punto la carretera de La Baña a Truchas, y la vía que une las localidad de Quintanilla de Losada y Castrillo de Cabrera y que pasa precisamente por Robledo, donde las llamas han alcanzado grandes dimensiones, según la misma fuente.

Una de las dificultades que están encontrando los medios de extinción desde el pasado miércoles es el fenómeno de inversión térmica, que, al acumular capas de aire caliente en la parte superior de la atmósfera, impide que el humo se disipe, reduciendo o eliminando las posibilidades de vuelo de las aeronaves.

“Apenas han podido descargar dos o tres helicópteros agua en todo el día por la intensa humareda lo que está perjudicando enormemente las tareas de extinción”, ha explicado Simón, que no ocultaba su preocupación por los problemas para poder controlar este fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here