El IPOD de diciembre se convierte en un reflejo de lo que fue 2014 con la caída de los precios

0
9

     Un dato de final de año muy preocupante, ya que si hasta ahora se estaba viendo cómo la patata era el producto más castigado, sobrepasando el 1000% durate varisos meses consecutivos, ahora no sólo alanza el 1140%, sino que ve cómo, lamentablemente, el limón con un 1000% o la mandarina con un 1.050% se ‘acercan’ peligrosamente a ese ranking negativo de ser los productos que más cuesta a los consumidores y menos dinero deja en los productores.

     Unas diferencias muy significativas cuando se ve cómo un productor cobra 0,16 céntimos por un kilo de limones mientras que el mismo kilo cuesta 1,76 euros en una tienda. Una situación que se repite incluso al alza en la citada mandarina (0,16 por 1,84 euros al consumidor), la naranja (0,14 por 1,30), la manzana (0,22 por 1,75) y la ya tan desgraciadamente patata, que deja al agricultor 0,05 céntimos el kilo para pasar a costar 0,62.

     Y todavía hay quien se enfada y se indigna cuando se denuncia ante la AICA la venta a pérdidas o la llegada de productos de otros países, como la patata francesa, a las estanterías de los grandes supermercados.

     En el apartado de carnes, se mantienen unos niveles medios, lo que representa un incremento de entre el 200 y el 400%, siendo una vez más el cerdo el que peor sale parado, con un diferencia del 397% o la ternera, con un 321%.