El IVIA pone cuatro nuevas variedades de albaricoque a disposición del sector

0
379

   La producción del albaricoquero se vio afectada a partir de 1984 y se trataba de conseguir nuevas variedades de albaricoquero resistentes al virus de la sharka, más productivas, con frutos de excelente calidad y que, a su vez, mantuvieran la adaptabilidad climática de las variedades autóctonas.

    Las variedades son Moixent, Dama Vermella, Dama Taronja y Lucentus, que abarcan un periodo de recolección desde mayo a mediados de junio, presentan calibres muy superiores a las variedades autóctonas, son altamente productivas, con unas características organolépticas superiores y una firmeza de la fruta adecuada para garantizar una buena poscosecha y su comercialización.

    Se han ensayado en las principales zonas frutícolas de la Comunitat Valenciana con una alta incidencia del virus, y se han comportado satisfactoriamente, debido a que han desarrollado todo su potencial agronómico y no se han infectado ni han mostrado síntomas de la enfermedad.

    El albaricoquero es un cultivo tradicional en numerosas comarcas del interior de la Comunitat Valenciana, que presenta unas buenas oportunidades de comercialización en la Unión Europea. En la actualidad, hay 4.321 hectáreas dedicadas a su producción, que alcanza un volumen de 6.919 toneladas.