El Jerte espera certificar 4 millones de kilogramos de sus afamadas picotas

0
6

EFE.- La DOP ha comenzado a certificar las primeras picotas de las cuatro variedades certificadas: Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés, esta última la más apreciada por ser la que más tiempo madura en el árbol al sol y, por lo tanto, la que es más dulce.

   En una nota, el presidente del Consejo Regulador, José Fernández, ha destacado que a pesar de que se espera una reducción de cosecha por las inclemencias meteorológicas -que puede llegar al 50 % con respecto al pasado año-, este descenso "puede redundar en una mejor calidad".

   En el Valle del Jerte, el cultivo de las cerezas se realiza de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un alto contenido en vitaminas, oligoelementos y flavonoides.

   Las picotas del Jerte son un producto exclusivo que se distingue por su sabor y dulzura y porque son las únicas que se desprenden del árbol sin pedúnculo.

   Este producto cada vez está más demandado tanto en el mercado nacional como internacional, sobre todo en Alemania y en Reino Unido, no en vano el 60 por ciento de la producción de picotas del Jerte se exporta fuera de Extremadura.