El lince ibérico se perpetuará en nitrógeno líquido

0
9

    Por primera vez, después de que se haya intervenido con éxito a dos hembras de lince (“Azahar” y “Saliega”), se ha logrado recoger embriones y material biológico fundamental para garantizar el futuro de esta especie.

    La primera de las hembras intervenida fue “Azahar”, procedente del Centro Nacional de Reproduçao de Lince Ibérico en Silves (Portugal) y nacida en 2004. En este caso, por problemas de salud, el equipo veterinario recomendó no volver a someterla a nuevas gestaciones. Por ello, se decidió preservar su línea genética, utilizando la vía de la recogida de embriones. La otra hembra que fue objeto de este importante avance científico es “Saliega”, que se encuentra en el Centro de Cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana, gestionado por el Organismo Autónomo Parques Nacionales, dependiente del Ministerio.

    A “Saliega” se le practicó, en julio de 2012, una mastectomía tras detectarle un tumor mamario durante la temporada reproductora. Este hecho, junto a su avanzada edad -12 años- y por tratarse de una hembra cuya representación genética está ya garantizada en el Programa de Conservación Exsitu (ya que ha proporcionado 16 crías), hacía recomendable su esterilización para evitar futuras complicaciones.

    Los asesores del Grupo de Fisiología Reproductora y Bancos de Recursos Biológicos, del Comité de Cría de Lince Ibérico, propusieron recolectar y preservar material biológico, de forma que pudiera ser utilizado para incorporar su acervo genético en el futuro a los programas de conservación de la especie.

     Así, se llevó a cabo el emparejamiento de “Azahar” y “Saliega” con los machos “Foco” (nacido en 2009) y “Al-Ándalus” (en 2004), respectivamente.

    Una semana después, los especialistas colaboradores del Leibniz Institute for Zoo and Wildlife Research (IZW) de Berlín, y del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (CSIC) participantes en esta investigación se unieron a los equipos veterinarios de cada centro de cría para proceder de forma coordinada a la esterilización de las dos hembras y a la recolección y preservación de embriones.

    Las dos intervenciones -pioneras a nivel mundial sobre una especie del género Lynx- transcurrieron sin complicaciones. El equipo de IZW recuperó tres embriones, que fueron conservados en nitrógeno líquido y actualmente se encuentran en el Banco de Recursos Biológicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. Estos embriones podrán implantarse, llegado el caso, en una hembra receptora, para dar lugar a animales sanos.

    Actualmente, “Azahar” y “Saliega” se encuentran ya completamente recuperadas en sus centros de cría de Silves y El Acebuche. La investigación y los avances realizados en medicina veterinaria permiten hoy que, gracias a este material recolectado, ambas hembras tengan aún la oportunidad de producir camadas en un futuro, facilitando así el manejo genético de esta especie.