El Magrama calcula en once millones de euros las pérdidas agrarias por la crecida del Ebro

0
9

       En una entrevista con Radio Nacional, Tejerina ha insistido en la necesidad de invertir en infraestructuras hídricas ya que los últimos días, durante las puntas de agua tan altas en el Ebro, los pantanos Yesa e Itoiz permitieron laminar una avenida de 800 metros cúbicos por segundo.

      García Tejerina ha añadido que el único Gobierno que ha apostado por las infraestructuras hidráulicas es el PP, porque en 2004 dejó preparado el recrecimiento de Yesa y el proyecto del embalse de Biscarrués-Almudévar que ahora se han vuelto a acelerar.

     Sobre el real decreto que el Gobierno tiene previsto aprobar para paliar los daños causados por las inundaciones, la ministra ha explicado que será "abierto" porque todavía no se pueden valorar todos los daños y el compromiso del Gobierno es restablecer la normalidad y devolver todo a su situación previa.

Más de 4.000 animales muertos sólo en Aragón


      Por su parte, las inundaciones del Ebro han afectado en la Comunidad a unos 2.000 agricultores y unas 19.200 hectáreas, según los cálculos iniciales del Gobierno de Aragón, que trabaja a contrarreloj para retirar los animales ahogados por la crecida y evitar así que haya afecciones sanitarias.

     El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, ha facilitado estos datos tras abrir en Zaragoza la segunda oficina de atención a los afectados por la riada, donde ya hay otra en servicio en la localidad de Alagón, a la que se sumará una tercera esta tarde en Quinto de Ebro.

    Lobón ha señalado que del total de hectáreas inundadas, unas 14.000 son tierras de cultivos, que han sido evacuadas unas 20.000 cabezas de ganado de unas 175 explotaciones ganaderas, de las cuales siete tienen animales muertos en sus instalaciones.

     Se calcula que puede haber más de 4.000 animales muertos en estas granjas, en las que personal propio y de la empresa publica Sarga trabajan "a contrarreloj" para proceder a su retirada y evitar que haya problemas sanitarios, ha explicado el consejero, quien ha destacado que espera que no haya afecciones y que las bajas temperaturas contribuyan "a que no sea así"

    Tras afirmar que espera que esta operación "se termine cuanto antes", el responsable aragonés de agricultura y ganadería ha añadido que también se actúa en granjas con animales vivos aislados, a los que se suministra medicamentos y alimentación por lanchas. Los sindicatos agrarios han adelantado esta semana que las hectáreas afectadas en Aragón podrían llegar a unas 28.000.

(Foto: Guillermo Mestre www.heraldo.es)